Se encuentra usted aquí

El crimen organizado, principal enemigo para modernizar el Registro de Honduras

Tegucigalpa, 11 sep (EFE).- El crimen organizado y el partidismo son los principales enemigos del proceso de transformación del Registro Nacional de las Personas (RNP) de Honduras iniciado con la elección de sus nuevas autoridades, dijo este miércoles uno de los comisionados de ese órgano, Rolando Kattán.

"Los dos grandes enemigos (del RNP) son la injerencia del crimen organizado y la partidización del personal, y como una variable muy crítica la exigua gobernanza", subrayó Kattán en una entrevista con Efe en Tegucigalpa.

El político, del gobernante Partido Nacional, que el martes juró como comisionado del RNP en una ceremonia en el Parlamento hondureño, planteó la necesidad de "sensibilizar" la participación ciudadana y demostrar que "las cosas se hacen de forma transparente".

Kattán puso de ejemplo el programa "Identifícate", presentado por el RNP el pasado día 5, cuyo objetivo es mejorar el sistema de identificación nacional con el apoyo técnico del Programa de las Naciones Unidas para el Desarrollo (PNUD).

El Registro Nacional de las Personas es el encargado de inscribir e identificar a la ciudadanía mediante la entrega de cédulas de identidad, la inscripción de los recién nacidos y emitir los certificados de defunción.

El Parlamento de Honduras intervino en septiembre de 2018 el RNP mediante la creación de una Junta coordinada por Kattán y el martes juramentó a tres comisionados propietarios y dos suplentes para transformar ese organismo, tras aprobar en marzo varias reformas electorales.

Los otros comisionados propietarios del RNP son Roberto Brevé, del Partido Liberal, y Óscar Porfirio Rivera, del Libertad y Refundación (Libre), cuyo coordinador es el expresidente hondureño Manuel Zelaya, derrocado el 28 de junio de 2009.

Muchos hondureños no creen en esta institución por "cuestión de transparencia, ideología y preferencia", indicó Kattán.

Sin embargo, señaló que la transparencia y el buen uso de los diferentes procesos que el ente ha venido impulsando en los últimos meses son "garantes y dan la facilidad de observación y de validación".

Dijo además que confía en que el proceso de transformación contribuya a lograr una "despartidización" en el Registro y un "patria corpus" que pueda "levantar la mano y darles vida a todos los hondureños".

"La democracia se basa en el poder que tenga un país de darle voz a todos los hondureños", expresó Kattán, quien destacó la importancia de generar mecanismos para que los procesos sean "más fuertes que las personas" para garantizar que el ciudadano sea el "centro del Estado".

El nuevo proceso para identificar a la ciudadanía, aseguró, prevé cuatro formas de identificación: la documental, biométrica, genética y digital, lo cual aportará "una mayor participación ciudadana" y contribuirá a fortalecer la seguridad nacional y la garantía de que el pueblo será "la voz definitiva en un gobierno".

La transformación del Registro también intentará desaparecer las denuncias de diferentes sectores de la sociedad sobre que en las elecciones ha habido personas muertas habilitadas para ejercer el sufragio.

El proceso de modernización podría tardar cinco años y es apoyado por la Unión Europea, el Banco Mundial (BM), el Banco Interamericano de Desarrollo (BID), el PNUD, el Banco Centroamericano de Integración Económica (BCIE), el Instituto Holandés y la Agencia de los Estados Unidos para el Desarrollo Internacional (Usaid).

El Registro Nacional de las Personas tiene asignado un presupuesto anual de 550 millones de lempiras (unos 22,2 millones de dólares) y para su transformación firmó un crédito con el BCIE por 62 millones de dólares.

Además, espera un apoyo presupuestario por hasta 15 millones de euros (16,5 millones de dólares) de la Unión Europea, señaló Kattán.

"La identificación debe de dejar de ser un poder político para ser un instrumento de desarrollo, para ser un derecho humano", enfatizó Kattan, quien dijo que Honduras contará con el sistema de identificación "más moderno de América".

Indicó que la máquina que utiliza el RNP para emitir el documento de identidad a la ciudadanía está "obsoleta", ya que data de hace 30 años.

Las reformas electorales es uno de los temas que centraron un diálogo nacional en Honduras que finalizó en diciembre de 2018, sin acuerdos, para resolver la crisis política derivada de un presunto fraude en las elecciones generales del 26 de noviembre de 2017 que aduce un sector de la oposición.

Tags