Se encuentra usted aquí

Las "fiestas" de COVID son una idea peligrosa. No las haga.

Exponerse intencionadamente al Coronavirus para crear inmunidad puede llevar a la muerte.

En las últimas semanas, los proveedores de Novant Health han hablado con pacientes que dijeron que intencionadamente trataron de contraer COVID-19 asistiendo a fiestas y mezclándose con otras personas que han dado positivo para el Coronavirus.

Aunque los pacientes no las llaman fiestas de COVID, "algunos creen que, si se infectan, serán permanentemente inmunes", dijo Yolanda Enrich, una enfermera familiar practicante de la Atención Primaria para Adultos de Novant Health en Waughtown, un barrio de Winston-Salem. "Creen que la inmunidad les permitirá volver a la vida normal sin necesidad del distanciamiento social, mascarillas u otras medidas de seguridad".

La idea es peligrosa y no está probada, dijo Enrich. No hay garantía de contraer un caso "leve" o de que crear inmunidad. Peor aún, podrían terminar pasando COVID-19 a otra persona que podría enfermarse gravemente o incluso morir.  

"La exposición intencional a un virus, especialmente a un nuevo virus como el COVID-19, es peligrosa porque no se sabe cómo responderá el cuerpo", dijo Enrich. "Con una infección severa de COVID-19, las complicaciones son frecuentemente causadas por una reacción exagerada del sistema inmunológico.

"También estamos viendo exposiciones porque las personas que han dado positivo no se distancian de sus amigos o familiares", añadió Enrich. "Creen que será mejor para todos estar infectados al mismo tiempo". El tema de la inmunidad de COVID-19 se malinterpreta fácilmente, advierten los expertos. "No todos los infectados con COVID-19 producen anticuerpos", dijo Enrich. "Incluso si alguien produce anticuerpos, no sabemos qué niveles de anticuerpos son necesarios para protegerse contra una futura infección. En el caso de otros Coronavirus, la inmunidad no ha sido permanente. Puede durar no más de dos años". 

Enrich divide su tiempo entre su clínica habitual y una clínica de asistencia respiratoria (RAC) que ha sido creada para la detección del COVID-19. Una parte clave de su trabajo es desacreditar los rumores y corregir la información errónea.

Ella desmotiva a los pacientes para que no asistan a las "fiestas de COVID", los anima a usar mascarillas, les muestra la manera correcta de usar una mascarilla y de quitársela (la toma por el elástico de la oreja o por las tiras) y les recuerda que las mascarillas deben ser lavadas con frecuencia.

Todos nos perdemos las reuniones sociales. Pero ahora no es el momento de empezar a organizarlas de nuevo y particularmente no con una lista de invitados que incluya gente que haya dado positivo del COVID-19. Por ahora, los profesionales de la salud apoyan el distanciamiento social, el lavado de manos y el uso de mascarillas.

Llegará el momento en que pueda volver a ser el alma de la fiesta. Hasta entonces, es mejor centrarse en salvar vidas, la suya y la de sus seres queridos.
 

Tags