Se encuentra usted aquí

Recetas solo para dos

Cocinar y degustar la comida en pareja puede ser una experiencia inolvidable y una forma de convertir el 14 de febrero en una fecha aún más especial.
Dos raciones pueden deparar infinidad de emociones y momentos agradables. La preparación de un plato puede convertirse en la receta de la felicidad cuando la compartimos con nuestra pareja, incluyendo la intimidad entre sus ingredientes, y la complicidad en su preparación.
Lo ha comprobado la bloguera, fotógrafa y cocinera, Belén Otero, autora del libro ‘Cocinar para dos, recetas para compartir,’  y del blog del mismo nombre (www.cocinarpara2.com), ambos dirigidos a aquellas personas que viven en pareja y no quieren cocinar grandes cantidades.
Otero propone decenas de recetas adaptadas para dos raciones y todas las ocasiones, porque “ser pocos en casa no implica renunciar a comer bien y variado, y ¡las raciones pequeñas pueden proporcionar un gran disfrute!”, enfatiza.
“El proceso de la cocina se puede convertir en una gran experiencia si compartimos con nuestra pareja la selección de la receta y después vamos juntos a la compra en el mercado, convirtiéndose en un acto de amor compartido”, señala Otero.
“Y ¿puede haber algo mejor que poner la música que nos guste y servirnos una copa de vino a la hora de preparar la receta, y disponer unas velas y escuchar canciones románticas, para degustarla?”, añade esta sonriente cocinera.

RACIONES PEQUEÑAS, AMOR GRANDE
La experta también destaca que  “es muy importante conocer a nuestra pareja, ya que de lo contrario cocinar juntos ¡puede convertirse en deporte de riesgo!, en algunos casos”.
Sobre si es mejor hacer juntos todo el proceso de la comida o repartirse las distintas tareas, Otero señala: “hay gente que prefiere cocinar sola, porque también es muy bonito organizarlo uno mismo para sorprender a nuestra pareja,”, añade.
Señala que sus recetas son “para compartir, ofrecer y querer y ser queridos cocinando” y opina que “cocinar para nuestra pareja es una manera de demostrar que la otra persona nos importa”.
“Cuando cocinamos para alguien le demostramos que le queremos, pero esa persona también nos demuestra su agradecimiento. ¡Supongo que a todos se nos conquista un poquito por el estómago!”, reflexiona esta cocinera.

Otero ofrece recetas para el día a día; para cuidarnos; para viajar a otros países sin movernos de casa; recetas golosas para disfrutar sin muchos remordimientos;  y recetas “amorosas” para ocasiones especiales, como el 14 de febrero.
Esta cocinera propone el siguiente “menú perfecto para San Valentín, compuesto por tres recetas ideales para que los enamorados las compartan”.

CREMA DE CALABAZAS

Ingredientes:

  • 1 cucharada de AOVE (Aceite de Oliva Virgen Extra).
  • 60 gramos (g) de cebolleta o cebolla.
  • 250 g. de calabaza limpia.
  • 60 g. de manzana.
  • 150 mililitros (ml) de agua.
  • Una cucharadita de curry.
  • 1/2 cucharadita de jengibre en polvo.

Elaboración:
Cortar la cebolleta en juliana, y sofreírla a fuego fuerte en una sartén con la cucharada de AOVE. Agregar la calabaza y la manzana troceadas, el agua, el curry y el jengibre y cocinarlos a fuego medio alto durante 20-25 minutos.
Triturar y servir.
Retire del fuego, agregar el cilantro y ¡a disfrutar!

 

‘CRUMBLE’ DE FRESA Y PLÁTANO

Ingredientes:

  • 30 g. de harina.
  • 15 g. de mantequilla.
  • 10 g. de azúcar.
  • 1 plátano.
  • 120 g. de fresas.
  • 1 cucharadita de azúcar.

Elaboración:
Precalentar  el horno a 200 ºC, con calor arriba y abajo, poner la harina, la mantequilla y el azúcar en un bol y mezclar con las puntas de los dedos hasta obtener una masa granulada.
Lavar y cortar las fresas, ponerlas en un bol y añadirles la cucharadita de azúcar. Pelar el plátano y cortarlo en rodajas. Poner las frutas en una fuente para horno, echarles encima el granulado del bol y hornear durante 15-20 minutos a altura media, hasta que se dore.