Se encuentra usted aquí

Seguro de Compensación para el Trabajador Lastimado bajo el programa H-2A

Una de las garantías que el contrato H-2A les ofrece a los trabajadores es el seguro de Compensación para el Trabajador Lastimado, el cual protege a los trabajadores que se lastimen durante el trabajo o que se enfermen como consecuencia del trabajo. El empleador tiene la responsabilidad de mantener una póliza vigente de este seguro.

Si le pasa algo a un trabajador como consecuencia del trabajo, la compañía de seguros (y no el empleador) debe proveerle lo siguiente:

  • Pago por todos los gastos médicos relacionados con la lesión o enfermedad, incluyendo especialistas y servicios de rehabilitación.
  • Dependiendo del caso, pago por el transporte a las citas médicas y por un servicio de interpretación para los que no hablen inglés.
  • Compensación por 2/3 del sueldo perdido después de una semana de incapacidad.
  • Compensación por cualquier daño físico parcial o total que sea permanente.
  • Si usted no puede trabajar debido a una lesión o enfermedad ocurrida en el trabajo, siga los siguientes consejos para evitar perder sus ingresos:

Después de sufrir un accidente: reporte el accidente lo más pronto posible a su empleador. Busque atención médica lo más pronto posible, preferiblemente con un doctor que NO sea del lugar a donde usted trabaja. Si su empleador se niega a llevarlo al doctor, busque la ayuda de un abogado.

En la clínica/hospital: si usted no habla inglés, exija los servicios de un intérprete que NO sea del lugar a donde usted trabaja. Si usted estuvo expuesto a pesticidas, y si otros compañeros se enfermaron al mismo tiempo, dígaselo al doctor. Pregúntele al doctor si usted está en condiciones de trabajar. Describa con exactitud su sus responsabilidades en su trabajo. Si el doctor le dice que todavía no puede regresar o que sus condiciones son limitadas, pida esta información por escrito. Si alguien lo ha amenazado para que usted no diga nada del accidente, o si usted tiene miedo de hablar, dígaselo al doctor. Es sumamente importante que no le mienta ni le oculte nada al doctor.

Recuerde que usted tiene derechos que lo protegen en su trabajo y que puede buscar atención médica cuando lo considere necesario.

Esta columna contiene información legal para propósitos educativos. No constituye consejo legal. Para la aplicación de la ley en cuanto a sus circunstancias personales, llame a la Oficina de Ayuda Legal de Carolina del norte al (800) 777-5869 o contacte a un abogado privado.