Se encuentra usted aquí

¿De qué nos arrepentimos?

Bronnie Ware una enfermera que trabajó muchos años cuidando a  enfermos terminales, reunió en un libro la lista de los cinco principales arrepentimientos que tiene la gente antes de morir.

El libro que escribió esta enfermera australiana se llama “Los 5 principales remordimientos de los moribundos” (The Top Five Regrets of the Dying) y en él recopila parte de las experiencias que tuvo durante sus años de trabajo en cuidados paliativos.

Los pacientes a los que Bornnie Ware asistía, eran personas que habían sido desahuciadas y esperaban en cualquier momento la muerte. Durante este proceso la enfermera conversó con ellos, escuchó sus confesiones, sus miedos y, especialmente, sus arrepentimientos.

Estas confesiones, dijo Bronnie Ware, la ayudaron a transformar su vida. 

Ese período en el que la persona sabe que su vida va llegando a un final es un período de reflexión y de balance. Y en este proceso aparecen los arrepentimientos.

"Encontré una lista grande de arrepentimientos, pero en el libro traté de centrarme en los cinco más comunes" explicó la autora en una entrevista realizada por la BBC.

Pasaron ya varios años desde la publicación de este libro. Sin embargo, las experiencias que en el libro se relatan aún siguen dando temas para reflexionar. 

Según la definición del diccionario el arrepentimiento es el pesar que una persona siente por algo que ha hecho, dicho o dejado de hacer.

Es decir, el arrepentimiento surge por lo que se ha hecho y también, en la mayor parte de los casos, por lo que no se ha hecho. 

Bronnie Ware afirma que el principal arrepentimiento de mucha gente es: “ojalá hubiera tenido la valentía de hacer lo que realmente quería hacer y no lo que los otros esperaban que hiciera”. Y agrega: "Cuando la gente se da cuenta de que su vida está casi terminada y mira hacia atrás con lucidez, es fácil ver cuántos sueños quedaron truncados. La mayoría no ha realizado ni siquiera la mitad de ellos y debe morir sabiendo que se debe a las elecciones que ha hecho o que no ha hecho".

Dice Bronnie Ware: otro arrepentimiento común es “ojalá no hubiera trabajado tanto”, porque eso, decían los pacientes, los había hecho perder el equilibrio y como resultado habían perdido muchas cosas en su vida". Según la autora muchas personas se arrepienten por no haber pasado más tiempo con sus hijos y con su familia, por haber priorizado el trabajo. 

Así mismo Ware sostiene en su libro que "muchas personas han quedado tan atrapadas en sus propias vidas que han dejado amistades de oro perderse a través de los años". Y agrega: "vi un muy profundo remordimiento por no haber brindado a esas amistades el tiempo y el esfuerzo que merecían. Todos extrañan a sus amigos cuando se están muriendo".

De este modo, la autora narra y detalla las causas de los arrepentimientos más frecuentes en las personas que ven acercarse el final de sus vidas.

Con respecto a la expresión de los sentimientos explica: "Mucha gente reprime sus sentimientos para mantenerse en paz con los demás. Como resultado de esto, se instalan en una existencia mediocre y nunca llegan a convertirse en lo que verdaderamente son capaces de ser. Muchos desarrollan enfermedades relacionadas con la amargura y el resentimiento que arrastran por este motivo".

Así, vamos entendiendo, que la mayor parte de las personas con las que trabajó  Bronnie Ware se arrepintieron por cuestiones que hacen al bienestar emocional. Es decir, se arrepintieron por no haber valorado ni puesto en primer plano los sentimientos, la singularidad de cada uno, los sueños, los afectos, los amigos, la familia y el bienestar emocional. Muchos de ellos percibieron que el tiempo que no le dedicaron a estos asuntos fue un tiempo perdido. Y todo este mundo emocional no valorado durante la vida se convirtió en una fuente de dolor y de arrepentimiento en el último tramo de la existencia. 

La lectura de estas experiencias nos permite preguntarnos ¿de qué nos arrepentiremos a la hora del final? Y la respuesta a esta pregunta puede reorganizar nuestra vida de tal modo que podamos sentirnos orgullosos de nuestros actos y de nuestras decisiones, en vez de penar por lo que dejamos de hacer y de valorar. 

Los cinco grandes arrepentimientos según Bronnie Ware

  1. Ojalá hubiera tenido la valentía de hacer lo que realmente quería hacer y no lo que los otros esperaban que hiciera.
  2. Ojalá no hubiera trabajado tanto.
  3. Hubiera deseado tener la valentía de expresar mis sentimientos.
  4. Lamento no haberme mantenido en contacto con mis amigos.
  5. Desearía haberme permitido ser más feliz.