Se encuentra usted aquí

Argentina declara Interés General un documental de migración castellanoleonesa

Buenos Aires, 11 sep (EFE).- Argentina declaró de Interés General este miércoles en Buenos Aires la serie documental "Pasaje de ida", que pone rostro a la migración de castellanoleoneses a Argentina a mitad del siglo XX con las historias de sus protagonistas.

La Embajada de España acogió este miércoles la presentación de la segunda temporada del proyecto, que cuenta con la subvención de la Junta de Castilla y León, y que se centra en la vida de tres emigrantes que dejaron su tierra natal para ganarse la vida en una Argentina en la que lograron prosperar.

Alberto Arija, productor y presentador de la serie, comentó a Efe que lo que más le fascinó de Arsenio, Alegría y Pedro - los protagonistas de los tres episodios de la segunda temporada- es su "capacidad de resiliencia".

"Tenían por delante todo, en un lugar desconocido que no sabían ni siquiera qué es lo que les iba a deparar y a partir de ahí tuvieron que construir y reinventarse hasta poder desarrollar su vida", explicó.

Arija consideró que "Pasaje de Ida" servirá en el futuro para entender cómo fue el desarrollo argentino a mediados del siglo XX, impulsado en parte por los migrantes que el país recibió, y cómo fue ese momento "en el cual de España tuvo que salir tanta gente".

Al acto de presentación del documental sobre los emigrantes castellanoleonenses, que ascienden a más de 50.000 en el país austral, también asistieron el embajador de España en Argentina, Javier Sandomingo, y el director Nacional de Migraciones, Horacio José García.

La iniciativa obtuvo el reconocimiento del Gobierno argentino, ya que la Dirección Nacional de Migraciones declaró la serie de Interés General y agradecieron a sus protagonistas su "contribución en el desarrollo" del país.

"Este proyecto es la garantía de que la historia de nuestros antepasados no se perderá", manifestaron desde el organismo nacional.

Uno de los episodios de la serie se centra en Arsenio Álvaro, un emigrante de la provincia de Burgos que, tras ingeniárselas para resistir la posguerra española, época en la que tenía que caminar diez kilómetros diarios por una hogaza de pan, se trasladó a Argentina en 1948, con solo 18 años.

A 71 años de su desembarco, relata cómo se ganó la vida trabajando en diferentes bares del centro de Buenos Aires, donde llegó a servir a personalidades como los escritores Jorge Luis Borges y Adolfo Bioy Casares.

Álvaro se asentó en Argentina, donde formó una familia y ya cuenta con un bisnieto, aunque también tiene presente su país de origen, y todavía recuerda cuando fue a ver la película "El Migrante" (1958) al cine y lloró mientras Antonio Molina cantaba "Adiós mi España querida".

La segunda temporada de "Pasaje de Ida", que se estrena este jueves y se puede ver por internet, se ha rodado en el interior de la Embajada de España en Argentina, en diferentes localizaciones de Buenos Aires y en algunas de las sedes de las colectividades castellanas y leonesas a las que pertenecen sus protagonistas.

Arija deseó que la serie, que humaniza el fenómeno migratorio, "contribuya a refrescar la memoria de algunas zonas del mundo", en las que el flujo de entrada de personas es elevado.

"Si vemos los barcos de la gente que venía para acá (Argentina) de determinados países europeos en los años 30, 40 o 50, se parce mucho a otras fotografías que vemos ahora mismo en el Mediterráneo", añadió.

Tags