Se encuentra usted aquí

El fiscal suspende la acusación al primer ministro checo por abuso con euro-fondos

Praga, 2 sep (EFE).- El fiscal encargado del proceso contra el primer ministro checo, Andrej Babis, sospechoso de abusos con fondos europeos, ha decidido no presentar este lunes, como se esperaba, la acusación, por lo que el caso ha quedado suspendido hasta que el fiscal jefe, Pavel Zeman, tome una decisión definitiva.

En un comunicado, la fiscalía indicó hoy que Zeman estudiará con atención el planteamiento del fiscal encargado, Jaroslav Saroch, de cerrar el expediente y con ello exonerar a Babis de todos los cargos.

El fiscal jefe estudiará y decidirá con carácter definitivo si este cambio en la "opinión jurídica está justificada", dijo Alex Cimbala, portavoz de la fiscalía, en la nota, leída a los medios locales después de que la investigación policial instó a pedir la apertura del juicio.

Cimbala aclaró que "no es posible prever el tiempo" que la fiscalía se tomará para emitir su decisión definitiva sobre el procesamiento del magnate agroalimenticio, tras una investigación sobre abusos con fondos de la Unión Europea (UE) por valor de 2 millones de euros, de un programa comunitario para PYMES.

Dicha fase de investigación, que duró un año y siete meses, finalizó en abril pasado, cuando la policía instó a la fiscalía a pedir que el empresario multimillonario se sentara en el banquillo de los acusados, recordó hoy la emisora pública "Radiozurnal".

Según esa fuente, el fiscal Saroch también suspendió la imputación a otros familiares -mujer, hija y cuñado- y colaboradores de Babis por el delito de abusar de fondos comunitarios.

Este caso fue también investigado por la Oficina Antifraude de la Unión Europea (OLAF), que constató "fraude" e "irregularidades" en la concesión de los fondos comunitarios de un programa de financiación para pymes del que se benefició el empresario.

La OLAF obligó a la República Checa a devolver esos fondos, tras verificar que la empresa beneficiaria, un proyecto agroturístico y administrativo con el nombre de "Nido de la Cigüeña", estaba vinculado a Babis y a Agrofert, el imperio agroindustrial y químico que posee el jefe del Gobierno checo.

Además, Babis, el segundo hombre más rico de la República Checa, controla dos importantes diarios de tirada nacional, tres canales de televisión y dos emisoras de radio, aunque todo esto lo hace a través de dos sociedades fiduciarias que supuestamente no dirige.

La Comisión europea concluyó este año una auditoría sobre concesión de fondos europeos en la que también detectó irregularidades y que ha sido replicada por el Gobierno checo, sin que aún hayan trascendido detalles.

Babis ha afirmado en reiteradas ocasiones que se trata de una causa política orquestada en Bruselas por sus contrincantes políticos, sobre todo por el Partido Pirata checo.

Tags