Se encuentra usted aquí

Ante Trump, ¡Bolívar!

Naciones Unidas, 24 sep (EFE).- Ante los ataques del presidente de Estados Unidos, Donald Trump, en la ONU, el Gobierno del mandatario de Venezuela, Nicolás Maduro, respondió este martes blandiendo la figura del libertador Simón Bolívar.

De forma discreta, pero muy simbólica, la delegación venezolana logró colar la imagen del libertador en pleno discurso de Trump en la Asamblea General de Naciones Unidas.

Mientras decenas de líderes internacionales escuchaban atentamente al presidente estadounidense, en los asientos reservados para la delegación venezolana podía verse a una funcionaria leyendo un libro.

Su portada: un retrato del héroe descolonizador latinoamericano. Su título: "Bolívar, héroe, genio y pensamiento universal".

En un calculado movimiento, la comitiva chavista utilizó la obra del venezolano Iván Guillermo Rincón Urdaneta para lograr una foto que promover frente a Trump.

"BOLÍVAR SIEMPRE PRESENTE"

"Ante el ataque del imperialismo, ante el ataque de quien no respeta el derecho internacional, ¡Bolívar! Bolívar siempre presente", explicó luego el canciller venezolano, Jorge Arreaza.

El ministro atendió a los periodistas en los márgenes de la Asamblea General y no dudó en hacerlo acompañado de esa misma funcionaria y del libro en cuestión.

"Paradójicamente, hoy más que ayer, el espíritu de Bolívar ronda insomne los ríos, mares, montañas, llanuras, campos y desiertos de nuestra América", leyó Arreaza.

Para el canciller, mientras "señores como Trump" o "la derecha golpista venezolana" no descansan en su "empeño de acabar con el anhelo bolivariano", el espíritu de Bolívar sigue más presente que nunca.

"Mientras Bolívar esté vivo en nuestros pueblos, no hay imperialismo posible. Ni hace 200 años ni 200 años después", insistió.

PARCIALMENTE DE ACUERDO CON TRUMP

Pese al enfrentamiento Washington-Caracas, una de las frases más notorias del discurso de Trump, curiosamente, fue muy del gusto de Arreaza.

"El futuro no le pertenece a los globalistas, le pertenece a los patriotas", dijo el mandatario estadounidense, dentro de un insistente alegato en favor de la soberanía nacional.

El ministro venezolano destacó esa línea, con la que dijo estar muy de acuerdo, pero lamentó que Trump no se aplique el cuento.

"Él dice eso y a renglón seguido empieza a entrometerse e interferir en asuntos internos de otros Estados. Es decir, a violar la soberanía de los pueblos", apuntó.

"NO, YOU'RE THE PUPPET"

En su discurso de este martes, Trump no dejó pasar la ocasión de abordar la crisis venezolana y llamar a Maduro "marioneta de Cuba", un mensaje al que también salió al paso Arreaza.

"Trump es la marioneta del imperialismo, del capitalismo", dijo el canciller chavista en inglés, un intercambio con ecos del recordado cruce que mantuvieron el magnate neoyorquino y Hillary Clinton durante un debate electoral en 2016.

En aquella ocasión, la demócrata denunciaba que Rusia veía a Trump como una "marioneta" en la Casa Blanca y el ahora presidente la interrumpía asegurando que la "marioneta" era ella.

"No, you're the puppet" ("No, usted es la marioneta"), repetía un indignado Trump gritando por encima de Clinton.

¿LA ONU FUERA DE NUEVA YORK?

Arreaza también denunció este martes la reciente expulsión por parte de EE.UU. de dos diplomáticos cubanos acreditados ante la ONU y que según Washington estuvieron involucrados en actividades "dañinas para la seguridad nacional estadounidense".

Según el canciller venezolano, ese movimiento y las restricciones impuestas por las autoridades estadounidenses a otros enviados buscan "crear condiciones de agresión" y demuestran que EE.UU. no respeta sus compromisos como país anfitrión de la ONU.

"Habría que revisar la pertinencia de la que la sede principal de Naciones Unidas esté aquí en los Estados Unidos y en Nueva York", dijo Arreaza.

La organización, sin embargo, no parece muy por la labor de dejar la Gran Manzana, dada la declaración de amor a la ciudad que hizo apenas una hora antes su jefe, António Guterres.

"Esta ciudad es una maravilla, una inspiración para todos. Creo que si hay un privilegio de ser secretario general de la ONU es poder trabajar en Nueva York", apuntó Guterres durante el tradicional brindis que ofrece en el almuerzo con el que cada año recibe a los líderes internacionales.

En medio de tensiones, conflictos y guerras, presidentes, primeros ministros y otros altos representantes se dieron este martes un respiro para compartir mesa y mantel y mostrar que la ONU sigue siendo la casa de la diplomacia.

En su menú: una ensalada con vinagreta de trufa, solomillo de ternera wagyu y varios postres, todo regado con un blanco francés, un tinto argentino y un oporto

Mario Villar

Tags