Se encuentra usted aquí

Florida, un arrecife para cada buceador: patriota, devoto o amante del arte

Miami, 24 jul (EFE).- Los fondos marinos de Florida están cada vez más poblados no de animales y plantas sino de memoriales, museos y otras instalaciones, como un monumento a los excombatientes de Estados Unidos con 24 estatuas de tamaño natural que será inaugurado en dos semanas en el Golfo de México.

Como si no fuera bastante con lo que hay en la superficie de un estado cuyas costas y playas son un filón, el mar se llena de construcciones que, además de sus fines específicos, suplen a los arrecifes, pues atraen a una variedad de especies que antes no tenían motivo para estar allí, buceadores y turistas incluidos.

El "Círculo de los héroes", cuyos creadores definen como el primer memorial de excombatientes submarino, es una de esas iniciativas que abundan en el "estado del sol".

De acuerdo con la Comisión de Conservación de la Pesca y la Vida Salvaje de Florida, este estado tiene uno de los programas de construcción de arrecifes artificiales más amplio del país.

Desde la década de los años 40 del siglo pasado se han instalado más de 3.300 arrecifes de creación humana cerca de las costas del estado.

El "Círculo de los héroes" está situado a 40 pies (12,2 metros) de profundidad en un punto del Golfo de México localizado a 10 millas (16 kilómetros) de la costa del condado de Pinellas (noreste de Florida) y será inaugurado el próximo 5 de agosto.

Por ahora solo están colocadas 12 de las 24 estatuas de cemento, cada una de una altura de seis pies (1,83 metros).

En el centro del círculo habrá un monumento de casi 3 toneladas de peso recubierto con emblemas de bronce de la Fuerza Aérea, el Ejército, la Armada, la Guardia Costera y la Infantería de Marina.

Los creadores del memorial buscan donaciones de 1.000, 2.500 o 5.000 dólares para poder cerrar el círculo con 12 estatuas más que representen a los hombres y mujeres que combatieron en las guerras de Corea, Vietnam, Irak, el Golfo Pérsico y otras.

Sin embargo, el "Círculo de los héroes" no es el único monumento dedicado a los veteranos en el fondo del Golfo de México.

Desde 2012 el USS Mohawak, un rompehielos de la Armada estadounidense botado en 1934 y con una impecable hoja de servicios en la Segunda Guerra Mundial, durante la cual dirigió 14 ataques a submarinos enemigos, yace a unas 40 millas (64 kilómetros) de la costa suroeste de Florida.

El Mohawk lleva ahora el nombre de "Arrecife en memoria de los veteranos militares" y, además de atraer a animales, ha supuesto un impulso para el turismo de la zona, según la empresa Artificial Reefs International (ARI), artífice del proyecto.

ARI, que en 2009 hundió el USS Vandenberg, un buque de transporte militar, en la Reserva Nacional Marina de los Cayos de Florida, para convertirlo en el segundo arrecife artificial más grande del mundo, está también detrás de un proyecto para colocar el submarino USS Clamagore frente a la costa sureste de Florida, con el mismo fin.

La oferta para buceadores en Florida no solo apela al patriotismo o el interés por la historia. También hay espacio para los buceadores amantes del arte y los religiosos.

El Museo de Arte Sumergido (UMA), el primer jardín de esculturas bajo el agua con carácter permanente de Estados Unidos, está situado desde junio de 2018 a 58 pies (17,6 metros) de profundidad, frente a la costa del Parque Estatal Playa Grayton, en el condado de Walton (noroeste de Florida), también en el Golfo de México.

A fines de junio pasado se sumaron diez nuevas esculturas a la colección de este lugar calificado por la revista Time como uno de los 100 mejores del mundo.

La Alianza Cultural de las Artes del condado de Walton, de la que partió la iniciativa de crear el museo, ya ha hecho un llamamiento a los artistas interesados en formar parte de la instalación de 2020.

Por supuesto, para poder presentarse como candidato, deben conocer los "materiales y técnicas requeridos para crear un arte que sobreviva el medioambiente submarino y promueva la saludable propagación del arrecife y sus habitantes".

En la Reserva Nacional Marina de los Cayos de Florida, cerca de Cayo Hueso (extremo sur del país), el USS Vandenberg suele utilizarse como galería de arte submarina.

Uno de los artistas asiduos de esa galería es el austríaco Andreas Franke, que ha presentado varias muestras de fotografías digitales tratadas especialmente para verse y perdurar debajo del agua.

Para buceadores con inquietudes artísticas y religiosas a la vez el lugar ideal está en los Cayos y concretamente en el Parque Estatal John Pennekamp, donde a 25 pies (7,6 metros) de profundidad se erige el Cristo del Abismo, una enorme escultura de bronce copia de la obra del italiano Guido Galletti que yace en el Mediterráneo.

La oferta estaría coja si no hubiera también un cementerio-arrecife, el Neptune, situado a 3,25 millas (5,2 km) de Cayo Vizcaíno (Key Biscayne), en Miami, donde los difuntos que hayan sido cremados pueden reposar para siempre y ser visitados por sus deudos siempre que tengan licencia para bucear.

Ana Mengotti

Tags