Se encuentra usted aquí

Muere a los 82 años Agar Delós que revaloró a la chola en el teatro boliviano

La Paz, 9 jun (EFE).- La actriz boliviana de teatro Agar Delós murió este domingo a los 82 años tras sufrir una complicación en su salud y que cortó alrededor de seis décadas de labor artística en la que se concentró en encarnar y reivindicar el papel de la chola en los escenarios del país.

La actriz padeció una descompensación después de que hace una semana sufriera una "baja de sodio por una prótesis" que llevaba desde el año pasado, aseguró Oriana, una de sus seis hijos, citada por un comunicado de la Secretaría de Culturas de la Alcaldía de La Paz.

Delós, cuyo nombre era Agar Antequera, se mantenía ligada a la actividad teatral puesto que hasta hace poco "continuaba desempeñando funciones" en la Escuela Municipal de Artes de El Alto, destaca la nota.

La carrera de la actriz estuvo marcada por su aporte en el teatro popular y costumbrista boliviano en el que la mayoría de las veces interpretó a la chola aimara boliviana, vestida con una pollera larga con flecos, manta y dos trenzas.

El presidente boliviano, Evo Morales, lamentó su muerte con un mensaje en Twitter al considerarla una actriz "muy querida" por el pueblo y al afirmar que con su arte "reivindicó la dignidad, identidad y valentía de la mujer boliviana".

El público boliviano la recuerda por sus papeles en las obras teatrales "Me avergüenzan tus polleras" y "Los hijos del alcohol" por su destreza al representar conmovedores papeles dramáticos con gran naturalidad, según ella misma refirió antes de morir.

Comenzó a interpretar papeles teatrales a los 16 años aunque su debut en el teatro popular se concretó en la década de 1950, en un tiempo en el que ese género no era lo suficientemente valorado.

Su maestro fue el recordado dramaturgo, escritor y periodista boliviano Raúl Salmón, con quien adquirió la pasión por las artes escénicas.

La actuación llevó a Delós a representar a otros personajes en el radioteatro y la televisión con la serie "La niña de sus ojos", basada en la obra literaria de Antonio Díaz Villamil.

También fue parte de producciones cinematográficas bolivianas como "Amargo mar", "Para recibir el canto de los pájaros" y "Envíame postales a Copacabana", además de recibir varios reconocimientos.

Sus restos son velados desde en el Teatro Municipal Alberto Saavedra, de La Paz, en el que exhibió gran parte de su talento.

Tags