Se encuentra usted aquí

Miles de israelíes asisten a marchas del orgullo en todo el país

Jerusalén, 28 jun (EFE).- Miles israelíes asistieron hoy a una serie de eventos con ocasión del mes del orgullo LGBT, reprogramado por el coronavirus pero finalmente celebrado simultáneamente en las ciudades de Tel Aviv, Jerusalén, Haifa y Beer Sheva.

Tal como sucedió con múltiples eventos y festividades, que se celebran año a año en Israel y en todo el mundo, las marchas del orgullo gay en Israel, previstas para comienzo de este mes, debieron ser canceladas este año a causa del coronavirus.

La comunidad, sin embargo, decidió esperar al momento indicado, y organizar eventos menores en tamaño pero llevados a cabo simultáneamente en las ciudades más importantes del país.

De la liberal Tel Aviv a la religiosa y conservadora Jerusalén, que desplegó un enorme operativo policial para evitar disturbios de grupos extremistas, pasando por Haifa, en el norte, y Beer Sheva, en el sur, israelíes de distintas edades y orígenes marcharon al mismo tiempo y alzando la bandera del arcoiris.

Algunos acudieron con carteles pidiendo mayor igualdad y tolerancia, en un país donde todavía existe la terapia de conversión, mientras que otros asistieron a celebrar y a disfrutar de algunos de los conciertos y espectáculos.

Como todos los años, la marcha de Jerusalén contó con la presencia de activistas religiosos y ultraderechistas, algunos de los cuales fueron incluso arrestados por la policía antes de llegar al evento.

En los días previos a la celebración de hoy, la Ciudad Santa fue también fue foco de otras controversias en torno a la manifestación. Primero fue una bandera LGBT en la embajada de Estados Unidos, removida por inspectores municipales y luego colgada nuevamente tras la petición por parte de personal diplomático de la delegación.

Ayer por la noche, además, un grupo de activistas de derecha protestó frente a la residencia del alcalde, Moshé León, contra el apoyo de la municipalidad para con el evento.

Debido a la tensión que la marcha genera en Jerusalén, la policía cerró múltiples calles y avenidas y desplegó más de 1.200 oficiales.

El evento de Tel Aviv se llevó a cabo en una atmósfera completamente distinta y en un clima más bien festivo, aunque no se pareció en absoluto al desfile anual que suele convocar a más de 100.000 personas que inundan las calles para festejar disfrazadas.

"Me parece bien que el evento del orgullo sea más serio en lugar de que sea solo fiesta y diversión", explicó a Efe Amit Alexander Lev, activista LGBT, desde la marcha de Tel Aviv.

"Estamos aquí para luchar por igualdad porque incluso en 2020 todavía no hay igualdad para la comunidad LGBT. Y no hablo de matrimonio entre personas del mismo sexo sino algo de tan básico como la seguridad de poder caminar por la calle sin ser atacado, que sigue pasando en algunas partes de este país", agregó.

Tags