Se encuentra usted aquí

5 cosas que su ajustador de seguros no quiere que usted sepa

(Pero nosotros se lo diremos!)

Muchas víctimas de accidentes de auto nos llaman después de haber tratado de lidiar con la compañía de seguro por su propia cuenta. En ese momento, las cosas por lo general se han salido de control y puede ser demasiado tarde para ayudarles.
Estas son algunas declaraciones que a menudo escuchamos de personas que nos llaman por ayuda y, que no han tratado con ajustadores de seguros anteriormente.

1. El ajustador parecía muy agradable y cordial.
El ajustador de seguros no es su amigo. Recuerde, la compañía de seguros es un negocio y la mayoría de negocios existen para hacer dinero. Cuanto menos dinero le ofrezca el ajustador, más dinero la compañía de seguros guardará para sí misma. Los ajustadores pasan por programas de entrenamiento intensivo para aprender el arte de la negociación. Pueden parecer agradables y comprensivos con su situación, pero la conclusión es que ellos no trabajan para usted, y no tienen las mejores intenciones.

2. El ajustador de seguros a cargo de mi caso estaba dispuesto a resolver todo lo antes posible, pero el monto de la liquidación es muy bajo.
Después de resultar lastimado en un accidente, la compañía de seguros sabe que usted se encuentra un una situación difícil. Las cuentas se están acumulando y usted puede estar sin trabajo. Los ajustadores, a menudo se aprovechan de esto y hacen una oferta rápida, muy baja, esperando que su situación se haya vuelto tan difícil que verá esta oferta injusta como su única opción. Hay maneras de lidiar con estas presiones, no deje que la compañía de seguros se aproveche de usted.

3. Mi ajustador dijo que un abogado no hará nada más que retrasar mi caso más y más.
Las compañías de seguros no quieren que usted contrate a un abogado. De hacerlo, ellos saben que potencialmente tienen que pagarle más dinero. Ellos saben que nosotros conocemos lo que usted necesita saber. Algunos ajustadores nos llaman cazadores de ambulancias, tiburones, codiciosos y toda clase de nombres para tratar de evitar que usted obtenga asesoría legal. En realidad, muchas personas nos llaman porque la compañía de seguros está demorando el caso. El ajustador no regresa sus llamadas telefónicas o le someterá a una cantidad abrumadora de llamadas, papeleo, seguimiento y burocracia excesiva sólo para intentar que la compañía de seguros cubra los daños.

4. Mi condición pre-existente en el hombro les prohíbe pagarme la totalidad de mi lesión en el hombro, el cuello y la espalda.
Esto no es verdad. Algunos de nuestros empleados solían ser ajustadores de seguros. Esto es lo que uno de ellos tiene que decir acerca de esta táctica: “Como ex ajustador de seguros, nuestro trabajo era reunir pruebas y señalar todo lo negativo para tratar de minimizar el pago. Si un reclamante tuvo un problema anterior en el cuello y el accidente causó una lesión en el cuello, el argumento era que el accidente puede haber agravado el problema en el cuello para no ofrecer el 100%.”
La realidad es que muchas veces las condiciones pre-existentes no son un problema. Pero si la condición pre-existente se vuelve en un inconveniente, simplemente consultamos con nuestra enfermera registrada que estudio en Johns Hopkins. Ella está a cargo del equipo de revisión médica de nuestro bufete - un equipo que es fundamentalmente importante en nuestros esfuerzos para analizar los problemas médicos de nuestros clientes relacionados con sus casos legales.

5. Mi ajustador me dijo que después de pagar los honorarios de un abogado, probablemente obtendría menos que su oferta.
Un ajustador de seguros podría tratar de convencerlo de todo tipo de suposiciones. Son negociadores profesionales altamente capacitados. Pueden tratar de confundirlo con todo tipo de datos y análisis y algoritmos que sus estadísticos han determinado como “razonables y justos” basados en sus cuentas médicas y otras circunstancias. Ellos están apostando en el hecho de que usted no va a entender nada de esto. La lista de tácticas de denegación y demora es larga. Sin embargo, ¡es eficaz en muchos casos! Pero no con nosotros. No nos asusta. (Y entendemos sus algoritmos.) Si es en su mejor interés, nosotros no retrocedemos.

Los estudios han demostrado que, en promedio, las víctimas de accidentes de auto que contrataron a un abogado de lesiones personales recibieron 3,5 veces más compensación por su pérdida de lo que obtendrían si lo hubieran hecho por su propia cuenta (Insurance Research Council, 1999). Tristemente, esta es la realidad. La compañía de seguros está cuidando del accionista y del inversionista. El ajustador está cuidando de la compañía de seguros que les da un pago consistente. ¿Quién está cuidando de usted?

Usted tiene que cuidar de usted. Asegúrese de cuidar de sus intereses consultando con un abogado experto en lesiones personales que sabe cómo lidiar con estos problemas.

Abogada Cali Schmitt / Oficinal legal James Scott Farrin
Trabaja em casps de accidentes de auto y accidentes de trabajo en Carolina del Norte. Ella Habla español.
Si usted desea hacer una consulta legal llame al 1-877-413-5977