Se encuentra usted aquí

Tepesianos se preparan para la lucha más difícil por la residencia

Raleigh.- La propuesta HR6 denominada “American Dream and Promise Act of 2019“, que busca dar residencia a miles de beneficiarios con TPS, DACA y DED (Salida Forzada Diferida), comenzó su camino más dificil luego de pasar al Senado Federal controlado por el Partido Republicano, tras su aprobación en la Cámara de Representantes.

“Ha sido un gran victoria, pero nos falta el paso más difícil. El trabajo más duro ahora es convencer a los 61 senadores que pasen la propuesta sin enmiendas dado que eso alargaría el proceso para su aprobación”, indicó a Qué Pasa, Arnoldo Díaz del Coordinador de la Costa Este de la Alianza Nacional por el TPS y Presidente de la Asociación de Salvadoreños de Carolina del Norte.

De convertirse en ley, las personas con TPS o DED tendrían hasta tres años para solicitar la residencia permanentesiempre y cuando fuesen elegibles para este visado en septiembre de 2016 y pudiesen demostrar haber estado en el país durante, al menos, los últimos tres años a la fecha de promulgación de la ley.

Mientras que los beneficiarios de DACA, podrían optar a la residencia permanente “con condiciones” siempre que hubiesen sido menores de 18 años en el momento de recibir el beneficio y hubiesen permanecido en el país durante los últimos cuatro años desde que la ley fuese promulgada.

Para lograr que el Senado debata la propuesta, sin hacerle cambios, en Carolina del Norte y el resto del país, la Alianza Nacional por el TPS pondrá en marcha la campaña “Verano de Resistencia”, que entre otras actividades tendrá la formación de nuevos líderes para llegar a todos los distitos del país y presionar desde las comunidades.

“Hay que decirle a los senadores que lo mejor es darle la residencia a esas 450 mil familias y no serparlas de sus 270 mil niños ciudadanos”, dijo Díaz.
 

El valioso aporte

Diaz destacó la necesidad de legalizar a este numeroso grupo no solo como algo justo sino conveniente para Estados Unidos, dada la contribución económica que hacen.

Un reciente reporte del Centro para el Estudio de la Integración de los Inmigrantes (CSII) en la Universidad del Sur de California junto con el Centro para el Progreso de los Estados Unidos (CAP) muestran el aporte económico de los tepesianos en el pago de impuesto, pagos hipotecarios y en el ámbito laboral.

El estudio indica que el proyecto de ley que legalizaría a cerca de 1.3 millones de beneficiarios o elegibles para ser amparados por el TPS, permitiría que estos inmigrantes contribuyan con más de $35,200 millones al PIB. Además de $4,600 millones en impuestos federales, estatles y locales pagados.

En Carolina del Norte el pago de impuestos que hacen los tepesianos y soñadores a nivel estatal y federal en 13 distritos del estado, suman en conjunto $496,848 millones, de acuerdo con el reporte publicado en abril de este año.
 

Apoyo a los comités

Para Díaz, el fortalecimiento y expansión de los Comités de TPS en distintas parte del país es uno de los aspectos claves. Dentro de poco comenzarán actividades para lograr los fondos económicos que les permita seguir en la lucha.

“Si la comunidad no tiene el tiempo para involucrarse personalmente por sus tareas hogareñas o su trabajo, por lo menos que apoyen a los comités locales que están haciendo ese esfuerzo”, señaló. “En esta nueva etapa lo primero que deberá hacer los comités es fortalecerse financieramente para seguir en la lucha, para poder enviar representantes a las capacitaciones, hacer creciendo los comités que ya tenemos y desarrollando otros comités”.

Actualmente en Carolina del Norte están funcinando comités en Charlotte, Durham, Henderson, Winston-Salem y Sanford.