Se encuentra usted aquí

"Soñadores” se gradúan en la Legislatura estatal

Raleigh.- Por sexto año consecutivo, soñadores de diferentes partes del estado, llegaron hasta  la Legislatura de Carolina del Norte para representar un simbólica graduación con el fin de pedir a los legisladores una ley que les permita pagar matrículas igualitarias como residentes.

“Estamos peleando por la educación para todos los inmigrantes y poder pagar como otros estudiantes de acá”, dijo la mexicana  Alicia Alanis Hernández, residente de High Point y quien quiere seguir la carrera de docente.

La ceremonia del pasado jueves, a la que los jóvenes inmigrantes asistieron vestidos con togas y birretes, se llevó a cabo en uno de los salones del edificio legislativo en Raleigh, la capital estatal, y contó con el senador Jay Chaudhuri como orador principal.

“Ustedes son el sueño americano y ustedes son Estados Unidos. No permitan que nadie les diga otra cosa, sea el presidente de los Estados Unidos o un miembro de este cuerpo legislativo”, dijo el legislador demócrata.

A pesar que Jenny Morales Zaragoza cuenta con estatus migratorio, ella asistió a la ceremonia “Undocugraduation”, en apoyo a sus hermanos quienes debido a que no cuentan con papeles vieron frustrados sus sueños de seguir sus estudios superiores”.

“Yo crecí con ellos  y vi como después de graduarse de la High School tuvieron que dejar sus sueños. Mi hermana es muy inteligente y puede hacer grandes cosas, pero eso nunca se va saber porque nunca tuvo la oportunidad de demostrar lo que tiene por dentro”.

“Yo estoy acá en esta graduación porque al ser chiquita no los pude ayudar (a mis hermanos) pero puedo ayudar a otros como ellos”,

Por su parte, Miguel Figueras, miembro de El Pueblo, una de las diez organizaciones que forman parte de la Coalición Adelante, sostuvo que seguirán abogando por los derechos de los estudiantes indocumentados.

“Vamos a seguir tratando de cambiar algunas injusticia en Carolina del Norte como el costo de la matrícula. Para un estudiante con documentos la matrícula en la universidad de Chapel Hill cuesta alrededor de 26 mil dólares, mientras que para un estudiante indocumentado son como unos 40 mil”.