Se encuentra usted aquí

Piden todo el peso de la ley para agresor sexual de niña

Raleigh.-  La familia de una niña de 11 años pide que le caiga todo el peso de la ley a Diego Murillo Pérez de 33 años quien ha sido acusado de haber abusado, sexualmente a la menor de edad.

Murillo, quien era pareja de la madre de la menor, fue arrestado por los investigadores de la oficina del alguacil del condado Wake.

La niña confesó lo sucedido a una de sus hermanas mayores que vive fuera del estado, cuando está se la llevó para pasar las vacaciones.

Las investigaciones  de la ofician del sheriff de Wake determinaron que la niña fue agredida sexualmente por Murillo Perez desde  enero del año pasado, cuando ella tenía 11 años.

“No queremos que lo suelten. Queremos que pague por todo lo que le ha hecho”, dijo un familiar cercano de la víctima en una llamada telefónica con Qué Pasa.

Murillo, quien es residente de Apex, fue acusado de violación estatutaria de una niña por un adulto y dos cargos de libertades indecentes con una menor.

Según las declaraciones hechas por la víctima y sus familiares, Murillo Pérez no solo abusó sexualmente del menor en el condado de Wake, sino que cometió delitos similares contra la misma víctima en la jurisdicción de la ciudad de Raleigh.

“Este hombre la tenía amenazada con hacerle daño a su mamá, a su hermanito y a su hermanita pequeña”, dijo el familiar de la niña.

Como resultado de esos hallazgos, la Oficina del Fiscal de Distrito del Condado de Wake autorizó que el Departamento de Policía de Raleigh presentara cargos similares.

Murillo Pérez fue detenido y cumplió con las órdenes de arresto en la Oficina del Magistrado del Condado de Wake.

Recibió una fianza garantizada de dos millones de dólares como condición para su liberación.

De acuerdo con el familiar de la niña, este inmigrante mexicano se encuentra sin estatus legal en el país.

“No queremos que ICE lo tome y lo deporte así nada más porque sería injusto. Queremos que pase muchos años presos porque lo que le hizo (a la niña) es un daño irreparable”.

Murillo Pétez se encuntra actualmente permanece bajo custodia del centro de detención del condado de Wake.

Este hombre trabajaba en la remodelación de viviendas y viajaba constantemente a otras zonas de Carolina del Norte.

Tags