Se encuentra usted aquí

Once inmigrantes fueron liberados de la cárcel de Durham tras fin de colaboración con ICE

Durham.- Una semana después que el alguacil de Durham, Clarence Birkhead pusiera fin a la política de honrar las órdenes de detención del Servicio de Inmigración y Control de Aduanas (ICE) , 11 inmigrantes abandonaron el centro de detención tras cumplir el plazo establecido para su liberación, indicó el viernes la oficina del sheriff.

El 6 de diciembre, tres días después de juramentar en su nuevo cargo, Birkhead firmó una normativa que indica que ante la falta de una orden judicial o orden de arresto firmada por un funcionario judicial, "cualquier persona a la que se haya eliminado su cargo penal o quien haya pagado una fianza, no será retenida más allá del tiempo establecido.

Bajo esta nueva política, nueve individuos fueron liberados después de pagar la fianza y dos después de cumplir su sentencia.

Consultados por Qué Pasa sobre la nacionalidad de los inmigrantes liberados y los cargos que condujeron a los arrestados, la oficina del alguacil indicó que "el centro de detención del condado Durham no registra la nacionalidad de los detenidos".

Sin embargo, la oficina de Birkhead proporcionó a Qué Pasa la lista con los nombres de 420 personas que permanecían arrestadas desde el 6 hasta el 14 de diciembre. En ese grupo figuraban 50 inmigrantes latinos.

Un "detainer" u orden de detención de ICE establece que un extranjero arrestado por cargos penales locales y de quien la agencia federal afirma tener una causa probable para creer que debe ser deportado, tendrán ser retenido 48 horas adicionales tras haber pagado una fianza o cumplido su sentencia.

La puesta en práctica de no colaboración con ICE de Birkhead se suma a las de los alguaciles de Wake, Gerald Baker, y de Mecklenburg, Garry McFadden de poner fin al programa de deportaciones 287 (g) que funcionaba en la cárceles de ambos condados de Carolina del Norte.

En respuesta a esta línea de acción, el Servicio de Inmigración y Control de Aduanas, indicó a Qué Pasa que será “inevitable los arrestos colaterales” de personas que no cuentan con estatus legal.

“A pesar de los desafíos creados por esta decisión, el ICE mantiene su compromiso de hacer cumplir la ley federal, y esta decisión no significa que la ley de inmigración disminuirá en el condado de Wake”, dijo Sean Gallagher, director de la Oficina de Campo de ICE en Atlanta.

De acuerdo con la funcionaria de ICE, la presencia de agentes del Servicios de Inmigración y Control de Aduanas se incrementará en barrios y lugares de trabajo.

“De hecho, los residentes deben esperar una presencia ICE más visible en el área de Raleigh-Durham, como ICE ahora tendrá más remedio que realizar más detenciones en los barrios y en los lugares de trabajo, lo que se traducirá inevitablemente en arrestos colaterales adicionales en lugar de detenciones en la cárcel donde la aplicación es más seguro para todos los involucrados “, puntualizó.

Hasta el momento cuatro condados de Carolina del Norte cuenta con el programa 287(g): Cabarrus, Gaston, Henderson y Nash.

Tags

ICE