Se encuentra usted aquí

Nueva gasolinera dejará a familas sin hogar

Chapel Hill.- Varias familias residentes del barrio de casas móviles de Tar Heel Mobile Home Park, en Chapel Hill, podrían perder su casa a partir del año 2020 a causa de un proyecto de reurbanización de la zona.

En una reunión vecinal convocada por Stackhouse Properties LLC, la empresa propietaria del terreno donde se encuentran las casas móviles, se informó a las familias que la empresa tiene la intención de construir una nueva estación de servicio y un edificio de auto almacenamiento, una obra que afectará a las casas que se encuentran más cerca de la gasolinera actual.

Por lo tanto, de la sesentena de familias que actualmente viven en Tar Heel, una docena de ellas se verán obligadas a reubicarse, según el arquitecto del proyecto; un 10 por ciento, entre seis y siete familias, según se informa en la circular que recibieron los vecinos, y una quincena según el número de casas marcadas en el mapa del proyecto. El número exacto de familias afectadas no se sabrá hasta dentro de unos meses, según la empresa.

Ni la administradora de la propiedad ni el arquitecto del proyecto tampoco supieron decir con exactitud dónde se reubicarán las familias afectadas, ni qué pasará con las familias que no puedan mover su casa por estar en mal estado, ni si va a haber algún tipo de ayuda o compensación económica para llevar a cabo este proceso.

“Estamos cansados de que nos digan que ya nos contestarán. No nos están dando respuestas concretas”, se quejaba Mauricio Jiménez, un joven que acudió a la reunión en representación de sus padres y que cree que su familia podría ser una de las afectadas.

La administradora de la propiedad y representante de la empresa en este proceso, Alexis Robles, prometió consultar todas las dudas y dar una respuesta en las próximas reuniones.

Tantas preguntas sin respuesta y tanta incertidumbre pusieron todavía más nerviosos y enfadados a asistentes a la reunión, quienes muestran su desacuerdo unánime con este plan. Además, se quejan de que se sienten “engañados”. Según contaron a Qué Pasa varios de ellos, cuando esta empresa adquirió la propiedad del terreno hace pocos meses, les aseguró que sus planes de reurbanización no afectarían a ninguna de las casas del área, una promesa que parece contradecirse con la información recibida en la reunión.

Al preguntar por este asunto a la administradora Robles, Qué Pasa tampoco obtuvo una respuesta clara. De momento, lo único que está claro es que los hogares de varias familias están en peligro.

Los vecinos y vecinas de Tar Heel tendrán la oportunidad de volver a preguntar todas sus dudas y expresar sus preocupaciones el próximo 16 de enero de 2019 en el Consejo Municipal de Chapel Hill, donde la empresa presentará el proyecto ante la Cámara del Concejo y donde se esperan más detalles del proceso. A partir de entonces, el Concejo estudiará la propuesta y decidirá si la aprueba.