Se encuentra usted aquí

Más de 1,200 casos de golpes de calor en NC

Raleigh.- No solo la pandemia del COVID-19 está afectando a la población de Carolina del Norte, sino también las altas temperaturas. De acuerdo con la División de Salud Pública estatal (DPH), se han reportado 1,205 visitas al departamento de emergencias hospitalarias relacionadas con el calor desde el 1 de mayo de 2020.

Debido a esta situación, el Departamento de Salud y Servicios Humanos de Carolina del Norte (NCDHHS) es alentando a las personas a tomar precauciones para evitar los golpes de calor y otras enfermedades relacionadas con las altas temperaturas.

"La exposición prolongada al calor puede provocar deshidratación, sobrecalentamiento, enfermedades por calor o incluso la muerte", indica el NCDHHS.

Del 1 de mayo al 31 de agosto de 2019, hubo 3,692 visitas al departamento de emergencias por enfermedades relacionadas con el calor, similar a los veranos de 2017 y 2018.

Los pacientes que llegaron a emergencia con enfermedades relacionadas con el calor son en su mayoría hombres, de 45 a 64 años, y la mayoría se han visto en hospitales en las regiones de Piedmont y la costa de Carolina del Norte.

Las actividades comunes observadas en las visitas al departamento de emergencias fueron trabajar al aire libre y recreación.

Las personas deben tener cuidado con los signos de enfermedades relacionadas con el calor. Los síntomas incluyen calambres musculares, fatiga, debilidad, mareos, desmayos, dolores de cabeza, náuseas y vómitos. Los niños, las personas mayores, los trabajadores al aire libre y las personas con problemas de salud crónicos son los más vulnerables.
 

Para reducir el riesgo de enfermedades relacionadas con el calor:

  • Aumente la ingesta de líquidos.
  • Tome descansos frecuentes en lugares frescos y sombreados o con aire acondicionado si pasa mucho tiempo al aire libre.
  • Reduzca los niveles normales de actividad.
  • Hable con su médico sobre cómo mantenerse seguro si toma medicamentos que lo hacen más vulnerable al calor, como tranquilizantes o medicamentos para la presión arterial alta, migrañas, alergias, espasmos musculares y enfermedades mentales.
  • Verifique a los vecinos y, si trabaja al aire libre, verifique a sus compañeros de trabajo. Nunca deje niños o mascotas desatendidos en vehículos, especialmente durante climas cálidos o calurosos, ya que los niveles de temperatura dentro de un automóvil pueden alcanzar un nivel mortal en cuestión de minutos.
  • Los días de mucho calor también pueden ser días de baja calidad del aire, lo que puede representar una amenaza adicional a aquellos que viven con condiciones de salud crónicas, adultos mayores y niños.

Tags