Se encuentra usted aquí

Lo que piensan los latinos del Triángulo sobre el Censo 2020

Raleigh.- A pesar de la importancia que tiene ser contados, algunos hispanos no saben lo que es el censo, otros han escuchado pero desconocen su objetivo, y a uno que otro no le interesa.

Participar en el censo es importante, fácil y seguro. El censo hace preguntas sobre edad, sexo y raza además de estatus de convivencia grupal que incluyen la cantidad de personas que viven o se quedan en cada hogar. El objetivo es contar a todas las personas una sola vez y en el lugar correcto.

Para tener una idea de lo que nuestra comunidad latina sabe sobre el censo, Qué Pasa hizo una pequeña encuesta con algunos hispanos y estas fueron sus respuestas.

Roberto es mesero, vive en Garner y dijo que nunca ha escuchado del censo. Procedente de Guatemala llegó hace 6 años a este país, y comentó no tener idea de la importancia de ser contado.

Nallely vive en Asheboro, es repostera mexicana y llegó a Estados Unidos hace más de 10 años. Dijo que sí sabe la importancia del censo, lo qué es y lo que conlleva contarse. En el censo 2010 sí participó.

Fernanda es una estudiante de origen dominicano, tiene 13 años de edad, y comentó que no sabe lo que es el censo. Estudia en Garner, y dijo que no ha escuchado al respecto ni en la escuela ni en su casa.

Mario vive en Raleigh, trabaja en construcción, tiene 20 años viviendo en este país y desde que llegó de su natal México ha trabajado. El fue contado en los censos 2000 y 2010. Dijo que sí sabe lo importante que es dar sus datos, ¨para que el gobierno dé más dinero a los servicios públicos¨.

Juana es dominicana, vive hace 8 años en Garner, hace postres en su casa y en ocasiones cuida niños. Dijo que el censo cuenta a las personas, pero no sabe la importancia.

La mexicana Alejandra tiene 8 años de vivir en este país, y desde que llegó a Raleigh se ha involucrado en actividades comunitarias. Trabaja limpiando casas, y sabe que llenar el censo es importante para que llegue más dinero, más servicios a la comunidad. ¨Más escuelas, médicos, lugares de recreación¨.

José es hondureño, vive en este país desde hace 25 años. El participó en el censo 2000, y sabe que es para contar el número de personas que viven en Estados Unidos. En 2010 no llenó el cuestionario porque estaba en su país. Trabaja lavando platos en un restaurante en Smithfield, y dijo que este año sí lo hará porque es importante.

Pedro tiene 4 hijos, vive desde hace 20 años en Estados Unidos, trabaja en un restaurante en Clyton, y desde que llegó de México nunca ha sido contado. Aseguró que no le interesa el censo, ¨yo no me meto en política ni cosas sociales, solo pago impuestos¨.