Se encuentra usted aquí

Familia de madre atropellada pide justicia severa para conductor

Raleigh.- El fin de semana antes antes de su muerte Sandra Castillo Olvera de Verástegui, difrutó de lo que más amaba, estar cerca de sufamilia, de sus amigos y del concierto de una de sus cantantes favoritas. Su vida terminó en un parpadeo el lunes  30 de septiembre cuando fue arrollada en la puerta de su casa en Cary por un vehículo conducido por un adolescente de 16 años.

En medio del dolor su familia quiere que la investigación de este caso sea transparente con el fin de determinar las condiciones en las que conducía esa mañana  Jax Aiden Fuller. También, que la justicia sea severa con él.

“Este no fue un accidente sino un asesinato”, dijo a Qué Pasa, Alvino Castillo fuera de la casa funeraria donde el viernes pasado se velaron los restos de su única hermana.

Sandra Castillo estaba casada y tenía cuatro hijos y dos nietos. Ella era originaria de Lagunilla, San Luis de Potosí en México y emigró a Estados Unidos hace 16 años.

El atropello

Lo que hasta el momento el Departamento de  Policía de Cary ha indicado es que alrededor de las 9:00 am de ese trágico lunes, Fuller quien conducía un Ford Escape 2012 color azul, por Catalia Drive, se salió de la vía, subió a la acera y atropelló a Castillo de 51 años cuando estaba sacando la basura de su casa ubicada en la cuadra 100 de esa avenida.

El cuerpo de la víctima fue arrastrado a lo largo de una distancia de tres casas.

“Nunca frenó”, dijo con enojo Alvino tras reprochar  que las autoridades hayan tardado cerca de cuatro horas en recoger los restos de su hermana. “Ella estaba arriba de la banqueta y el carro arrasó con el buzón de correo y se le vino encima... Mi hermana murió al instante”.

El registro de arresto de Fuller al que tuvo acceso Qué Pasa indica que su residencia esta ubicada a 1o minutos de distancia de donde ocurrió el accidente.

VIDEO:

La posible sentencia

Fuller ha sido acusado de delito menor por causar la muerte con un vehículo motorizado, conducción descuidada e imprudente y por no mantener el auto en el carril.

La muerte por delito menor por un vehículo motorizado es de Clase 1, que conlleva una pena máxima de 150 días en prisión, según indicó en un comunicado la policía de Cary.

Esa posible sanción es la que ha despertado la indiganción de la familia de Sandra.

“Queremos que le cargue todo el castigo de la justicia a este chamaco. No estamos de acuerdo con la forma como se está llevando el caso... si hubiera sido un hispano que hubiera atropellado a un americano luego, luego le echan todo el peso de la ley”, senteció Alvino. “Nosotros vamos a llegar hasta las últimas instancias para que esto no quede impune”.

Actualmente Fuller, cuya vida posiblemente nunca vuelva a ser la misma, se encuentra recluido en el Centro de Seguridad Pública del Condado de Wake.

Las autoridades no han indicado los factores que ocasionaron el atropello. Tampoco que tipo de licencia poseía Fuller.

De acuerdo con el Departamento de Vehículos Motorizados (DMV) un permiso de manejo para un principiante, cuya edad puede ser de 15 a 17 años, requiere una supervisión de un adulto de 5:00 am a 9:00 pm por los primeros seis meses.

Una licencia provisional para un conductor de 16 a 17 años no requiere de supervisión pero no puede conducir con más de una persona menor de 21 años a bordo.

 

Jax Fuller  de 16 años atropelló a madre mexicana.

Jax Fuller

Sepelio en México

Luego de los funerales en Raleigh y una misa de cuerpo presente en la Iglesia San Miguel Arcangel de Cary, los restos de la madre mexicana fueron trasladados a su tierra natal donde la recibieron sus ancianos padres y dos de sus hermanos. Fue enterrada en el Cementerio Municipal de Lagunillas.

“Mi hermana era una buena madre, hermana, abuela... era una mujer trabajadora. Ella tenía  enormes ganas de vivir... Lo único que queremos para ella es justicia”.

En su obituario quienes hoy la lloran escribieron: "Fuiste un ser humano maravilloso, que con tu sentido del humor nos arrancabas sonrisas. Y hoy, que no nos acompañas más te echamos de menos. Sin embargo, para nosotros vivirá porque recordarte nos trae alegría".

 

A las afueras de la Iglesia San Miguel Arcangel en Cary familiares y amigos participaron de una misa de cuerpo presente.