Se encuentra usted aquí

Estudiante hondureño detenido por ICE se reencontró con su familia en Durham

Durham.- El estudiante hondureño Wildin Guillén Acosta, quien a fines de enero fue arrestado por agentes de inmigración, se reunió la semana pasada con sus padres en Durham tras haber sido liberado bajo fianza después de más de seis meses de detención en una cárcel de Georgia.

“Me parece irreal que yo esté finalmente afuera. No puedo describir lo que estoy sintiendo”, dijo Guillén Acosta mediante un comunicado del grupo de activistas Alerta Migratoria NC cuyos miembros, junto con su madre, lo fueron a recoger del Centro de Detención Stewart, en Georgia, para traerlo de regreso a Durham.

“Agradezco a Dios, mi familia, mis amigos y a todos aquellos que me apoyaron”, agregó el joven de 19 años quien fue detenido el 28 de enero en la puerta de su casa cuando se disponía a ir a su escuela, Riverside High School donde cursaba el último año.

Guillén Acosta fue puesto en libertad la noche del viernes 12 de agosto luego de pagar una fianza de $10,000, dinero que fue recaudado en sólo dos días con la colaboración de amigos, compañeros de estudio y profesores del estudiante así como miembros de la comunidad.

La fianza fue concedida por un juez de inmigración a pedido de su defensa de Guillén Acosta, después quue la Junta de Apelaciones de Inmigración (BIA)ordenera recientemente la reapertura del caso caso migratorio del estudiante.

El joven hondureño llegó al país en 2014 a través de la frontera Sur, huyendo de las pandillas en su natal Honduras. En marzo de 2015 recibió una orden de deportación dictada en ausencia por un juez de inmigración en Charlotte, debido a que no se presentó a una audiencia para sustentar su condición de refugiado.

Guillén Acosta fue una de las primeras víctimas de las redadas del Servicio de Inmigración y Control de Aduanas (ICE) anunciadas por el secretario de Seguridad Nacional, Jeh Johnson, para detener a jóvenes centroamericanos que llegaron al país después de enero de 2014 y que tienen órdenes de deportación.

Ivan Almonte, miembro de Alerta Migratoria NC y mentor de Guillén Acosta, destacó en el comunicado de prensa que la liberación del joven hondureño fue posible gracias a la ayuda de la comunidad pero advirtió que la lucha por su permanencia definitiva en el país no ha terminado.

“Esta es una gran victoria para nuestra comunidad. Nada de esto habría sido posible sin toda la gente que apoyó a Wildin en su momento de necesidad. Pero esta pelea no ha terminado. Nosotros todavía tenemos más jóvenes que todavía están detenidos o que pueden ser detenidos pronto”, comentó Almonte.

El caso migratorio no ha terminado
La abogada de Guillén Acosta, Evelyn Swallwood, indicó que el estudiante hondureño tiene prevista una audiencia judicial el 1 de septiembre, pero que ésta sería reprogramada una vez que su caso sea transferido de la corte de inmigración de Lumpkin, en Georgia, a la corte de Charlotte, tal como ella lo ha solicitado formalmente.

Paralelamente, explicó la abogada, Guillén Acosta continuará con su proceso de asilo, ya que su petición fue admitida en mayo por el Servicio de Inmigración y Ciudadanía (USCIS) y se encuentra pendiente.
Smallwood indicó que está esperando que la Oficina de Asilo de Arlington, Virginia, programe una audiencia para evaluar la petición de Guillén Acosta.

Wildin quedó muy afectado por su detención
Alerta Migratoria NC indicó que Guillén Acosta se encuentra muy afectado emocional, física y mentalmente tras más de seis meses de detención, por lo que él y su familia han solicitado un tiempo de privacidad antes de dar entrevistas a los medios de comunicación.

“Wildin expresa su gratitud para todos aquellos que lo apoyaron y tabajaron sin descanso para asegurar su liberación”, informó Alerta Migratoria NC.

El caso de Guillén Acosta atrajo la atención de la prensa local y nacional y recibió el respaldo de autoridades escolares, municipales y federales.

Tanto la Junta de Educación de Durham, como la Comisión de Relaciones Humanas y el Concejo Municipal de la ciudad, emitieron sendas resoluciones de respaldo a Guillén Acosta pidiendo a las autoridades migratorias su liberación.

El congresista federal demócrata G.K. Butterfield, quien representa a Durham en el Congreso de Estados Unidos, intercedió también por Guillén Acosta ante las autoridades migratorias y la semana pasada celebró su liberación mediante un comunicado.

“Me uno a la comunidad de Durham, incluyendo los maestros y estudiantes de Riverside High School, autoridades electas, organizadores comunitarios y amigos y familiares de Wildin, para celebrar su liberación”, declaró Butterfield.

“Apenas supimos de la detención de Wildin a fines de enero, mi personal y yo hemos trabajado sin descanso por su liberación y que sea tratado justamente a través del sistema de la Corte de Inmigración y su proceso de asilo. Su liberación significa mucho para mi y mi oficina, pero nosotros sólo nos unimos a muchos otros en esta pelea”, añadió el legislador.
Butterfield además expresó su confianza en que Guillén Acosta finalmente conseguirá que su asilo sea aprobado para poder alcanzar sus sueños en Estados Unidos.

“Estoy feliz porque él ahora podrá completar su educación escolar, conseguir ese diploma por el que ha estado trabajando tan duro y finalmente completar su viaje para convertirse en un ingeniero”, añadió Butterfield en su comunicado de prensa.

Tags

ICE