Se encuentra usted aquí

Clavo se incrustó en ojo de padre hispano cuando colocaba una puerta

Youngsville, NC.- Unos segundos bastaron para que la vida de Mario Alvarez Navarro cambiara inesperadamente. Un clavo de una pulgada se incrustó en uno de sus ojos al momento que estaba instalando una puerta.

Mario es trabajador de la construcción y tiene mucha experiencia, sin embargo no hubiera podido imaginar que el clavo que intentaba colocar se desprendiera de la pistola compresora de aire al tocar un área de concreto, rebotara en su abdomen e ingresara a su ojo izquierdo. El accidente ocurrió el 25 de julio.

"Me dice ya me picó algo en el ojo", recuerda Zitlalic Pérez Flores esposa de Mario. "Pensé que era una basura...".

A simple vista no se podía notar que el clavo estaba en la cavidad ocular, cuenta Zitlalic. "Cuando cerró los ojos pude tocar y notar que estaba ahí".

La desesperación hizo que Mario le pidiera a su esposa que intentara quitarle el objeto de metal. 

Después de dos intentos Zitlalic logró sacar el clavo, pero fue tal la impresión que se desmayó. "Cuando desperté mi esposo me decía que lo llevara al hospital".

"El clavo se había doblado en forma de U y es así como le entró al ojo. No le salió sangre y me dijo que no le dolía... solo que veía nublado", cuenta la mujer.

Es así como Mario ingresó a emergencia a WakeMed y de ahí lo derivaron al Hospital Duke donde fue operado.

Necesitan ayuda

Este accidente ha puesto a los esposos en una situación de deuda médica inesperada por la operación e internamiento, así como por las medicinas. Como muchos inmigrantes latinos, Mario no cuentan con seguro de salud.

"Estamos intentando juntar algo de dinero para afrontar los gastos médicos. Las gotas que hemos comprado nos han costado 200 dólares", afirma. "Los médicos dicen que en el futuro podría necesitar otra cirugía".

Además, Mario no podrá trabajar por un largo periodo. Zitlalic  intentará con su trabajo a medio tiempo sostener a la familia y cuidar a sus niños. Todo esta situación en medio de la pandemia.

"Mi esposo se pone algo triste pensando que puede perder el ojo, pero yo le digo que hubiera sido peor, que está vivo porque clavo le hubiera podido incrustar en el cerebro si se hubiera ido derecho".

Quienes quieran ayudar pueden hacerlo donando mediante la página de gofundme: https://www.gofundme.com/f/dt2fq-help-for-my-husband