Se encuentra usted aquí

Celebran Posada con familia de deportados

Raleigh.-  En las vísperas de las celebraciones de las fiestas navideñas, el Comité Popular Somos Raleigh organizó una Posada donde los principales invitados y protagonistas fueron los familiares de inmigrantes del condado Wake que han sido deportados por ICE.

Con el tradicional canto de “En el nombre del cielo, os pido posada” las familias empezaron la celebración, compartieron comidas tradicionales como el ponche y tamales.

A las niñas y los niños les fueron entregados regalos y participaron en romper piñatas que contenían golosinas.

Este es un evento para mitigar un poco el dolor de niños y niñas que han visto como su familia ha sido separada. Por lo menos por un par de horas las ellos puden cantar, disfrutar de comida, tuvieran una sonrisa y un regalo”, indicó a Qué Pasa, Yolanda Zavala miembro del Comité Popular.

Por su parte, Griselda Alonzo, explicó que se trata de la primera posada que realizan dicho grupo de base, con familias afectadas por migración debido a que en los últimos tres años han notado un “incremento de las redadas en el condado de Wake y que cada vez son más niñas y niños que sufren con la separación familiar”.

“El Comité Popular Somos Raleigh se ha organizado para apoyar a estas familias porque a veces nos llaman a media noche porque hubo un retén y que alguien fue detenido. El comité se organiza para sacar a sus familiares de prisión, recaudar fianzas o llevar a los niños y acompañarles para visitar a sus familiares en la prisión”, señaló Alonzo. “Aunque para  algunos de ellos ya ha pasado en más de un año, el dolor allí sigue, y estas fechas son muy tristes y se convierten ya no en una celebración, sino en duelo, por eso nos nació hacer esto”.

Tanto Zavala como Alonzo resaltaron el trabajo del grupo de base de fortalecer la cultura y tradiciones y hacer un enlace con la justicia social.

“En nuestros eventos procuramos hacer el vínculo con datos de los efectos de las políticas migratorias hacia las familias latinas migrantes.  Este evento logramos realizarlo gracias al apoyo de organizaciones y personas amigas que aportaron con un regalo o apadrinaron a algún niño o niña para que pudieran tener un juguete o un presente”, indicaron.