Se encuentra usted aquí

Casos positivos de COVID-19 aumentan un 50% en una semana

Winston-Salem.- Carolina del Norte es uno de los cinco estados del país, junto con Montana, Nuevo México, Tennessee y Vermont, donde el número de personas contagiadas por COVID-19 aumentó en un 50% en la última semana, indicó CNN.

Además, es el sexto estado del país con más casos registrados en los últimos siete días, por detrás de Wisconsin, Illinois y Florida, de acuerdo con los datos proporcionados por los Centros de Control y Prevención de Enfermedades (CDC).

Desde el 5 hasta el 12 de octubre, el Departamento de Salud y Servicios Humanos de Carolina del Norte (NCDHHS) reportó un total de 15,251 casos positivos de COVID-19. El miércoles, 8 de octubre, el número de contagios diarios alcanzó los 2,428, la cifra más alta reportada en un solo día desde mediados de julio.  

Hasta la fecha, en Carolina del Norte se han registrado 234,481 casos positivos de COVID-19 y 3,816 personas han muerto por coronavirus. Actualmente, hay 1,103 personas hospitalizadas a causa de esta enfermedad.

 

Preocupación de los expertos

En los últimos días, los expertos empezaron a mostrarse preocupados por este nuevo incremento de contagios generalizado en todo el estado que, en algunos casos, lo atribuyen a un relajamiento en las medidas de protección para evitar la propagación.

“Ahora en la Fase 3, pensamos que se ha terminado. Pero no se ha terminado. La Fase 3 no significa que se ha acabado, significa que estamos experimentando un poco e intentando abrir algunas cosas más”, dijo el doctor Christopher Ohl, experto en enfermedades infecciosas del Hospital Wake Forest Baptist Health, durante una rueda de prensa el pasado jueves.

El 2 de octubre, Carolina del Norte pasó a la Fase 3, mediante la cual se extendieron las limitaciones para el número de personas en reuniones masivas, establecimientos cerrados y al aire libre y lugares de entrenamiento, parques de atracciones y cines.

“Desafortunadamente no necesitas mirar mucho a tu alrededor para saber que la gente está estirando las reglas un poco, particularmente en establecimientos de bebidas, restaurantes y bares. Supuestamente debería haber 30% de capacidad afuera y nadie a dentro, más que para ir a buscar la bebida, pero cuando vas a los establecimientos de nuestro condado esto no es lo que está pasando”, dijo el doctor Ohl.

“Este es el camino incorrecto a seguir y el momento incorrecto, porque no queremos que los números suban a medida que entramos en el invierno”, añadió.

Precisamente, el gobernador de Carolina del Norte, Roy Cooper reconoció, cuatro días después del inicio de la Fase 3, que las tendencias de COVID-19 estaban aumentando en todo el estado y “están yendo en la dirección equivocada”.

Por su parte, la secretaria de salud, Mandy Cohen, volvió a reiterar, el martes 13 de octubre, la preocupación por “el deterioro de las tendencias” de COVID-19 e insistió en que ahora, con la llegada del invierno, “tenemos que estar más vigilantes”.

“La gente ya está cansada de este virus y cuando la gente va bien con las 3Ms, uno ya se cansa . También vemos el cambio de clima; se ve en el país y en todo el mundo que estamos teniendo más oportunidad de que el virus se propague”, dijo.

A pesar del aumento general en todo el estado, Cohen indicó que todavía era muy pronto para atribuirlo a la Fase 3.

 

“No es momento de bajar la guardia”

A medida que los casos positivos del novel coronavirus siguen al alza en Carolina del Norte y las restricciones para evitar la propagación del virus se vuelven más flexibles, el doctor Ohl recordó la importancia de ponerse la mascarilla y mantener el distanciamiento social para frenar el contagio de cara a la llegada del invierno.   

“Quiero hacer un llamamiento a todo el mundo: el distanciamiento social y las mascarillas son muy importantes. Corran la voz en sus comunidades, sus iglesias, entre sus conocidos, no es el momento de bajar la guardia. De hecho, ahora es el momento que tenemos que doblar para mantener el distanciamiento social y usar la mascarilla”, recordó el doctor Christopher Ohl.

 

Más de 50,000 casos de COVID-19 en la comunidad hispana

Desde el inicio de la pandemia hasta el martes 13 de octubre, el NCDHHS reportó un total de 50,095 casos confirmados de COVID-19 entre hispanos de Carolina del Norte, que representan el 32% del total de casos en el estado. Por otro lado, 305 personas hispanas han muerto a causa del virus (9% del total de fallecimientos en el estado).

 

Tags