Se encuentra usted aquí

Caso de “bullying” en escuela de Carolina del Norte llega a corte juvenil

Fuquay-Varina.- El ataque físico que sufrió una niña hispana en la escuela Harnett Central Middle School y una posterior amenaza por redes sociales, ha llevado a su agresora, una menor de 12 años, hasta una corte juvenil.

La madre de la víctima contó a Qué Pasa que los hechos sucedieron el pasado 19 de marzo en la cafetería de la escuela.

“Mi hija estaba comiendo cuando la otra niña que no es de su clase se la acercó por detrás, la tomó por sorpresa, la jaló al suelo y se subió encima para golpearla... mi hija solo se tapaba la cara”, narró a Qué Pasa Sintia Méndez. quien hasta ahora no comprende la razón que motivaron el ataque.

La escuela, dispuso la suspensión de la joven agresora. Sin embargo, la situación de acoso no terminaría ahí. Méndez contó que su hija de 11 años fue perseguida y amedrentada por mucho días por amigos de la niña que la había golpeado.

“Mi preocupación era lo que esa niña iba a seguir haciendo una vez que regresara a la escuela... Ellos (los funcionarios de la escuela) me dijeron que eso no iba a volver a pasar. Pero al siguiente día mi hija me llamó para decirme que la niña había dejado órdenes a otros alumnos para que se vengaran por su expulsión y mi hija siguió teniendo amenazas”, indicó “La escuela me dijo que eran rumores y que ante eso no podían hacer nada. Necesitaban pruebas”.

La pequeña E.M faltó varios días a la escuela debido al miedo que sentía. A su regreso las cosas siguieron igual.

“Nuevamente nos reunimos con los encargados de la escuela y mi hija les dijo que en algunos pasillos había cámaras que las revisaran para que vieran que niños eran los que la perseguían”.

Amenaza por las redes
Una noche antes que terminara su suspensión, la menor acusada usó la red social Snapchat para reiterar sus amenazas. 
Parte de la conversación entre ambas niñas es la siguiente:
“Agresora: No entiendes mal, no quieres que haga nada, pero lo haré.
Víctima:  Está bien, pero quieres pelear?
Agresora: Lulu quieres que te pateé el culo otra vez?
Víctima: No, la persona que dijo (...) estabas publicando en tu instagram que harías cuando regresaras.
Agresora: Sí, obvio”

Con la imagen capturada desde el teléfono de su hija Méndez fue nuevamente a la escuela.

“Era la prueba que ellos necesitaban y con ello podían hacer algo, indicó. “Yo le había dicho a mi niña que si le escribía o que si sus amiga veían alguna publicación le tomaran un screen shot.

Poco después recibió una carta del Departamento de Seguridad Pública de Carolina del Norte, donde le indicaban que la menor agresora enfrentaba cargos de asalto simple y daños a la propiedad privada.

En el documento le indican además que su queja por las agresiones que recibió su hija fue recibida por la oficina del consejero del Tribunal de Menores de Carolina del Norte.

Ambas partes tendrán que presentarse en corte esta semana. De acuerdo con Méndez la muchacha que agredió a su hija tiene una larga data de comportamientos violentos contra otras compañeras de la escuela. Pero, es la primera vez que enfrentará a la justicia en un tribunal juvenil.

Una lección para todos
Méndez espera que este caso sirva de lección para que otros estudiantes, para que los padres presten mayor atención a sus hijos, sean víctimas o agresores y para que las escuelas no dejen de pasar estos casos.

“Se debe tomar en serio las agresiones y el bullying para evitar el daño a otros niños”, señaló. “Me da pesar la otra niña porque es pequeña... espero que le den trabajo social como castigo . 

Tags