Se encuentra usted aquí

AUDIO: Desde centro de detención inmigrante de Clayton pide no ser deportado

Clayton.-  El temor que Juan Oliva sentía desde hace cuatro años al pensar que en cualquier momento  agentes de ICE llegarían por él, se cumplió la mañana del pasado 18 de octubre. Oficiales de Inmigración tocaron la puerta de su vivienda, en un barrio de casas móviles en Clayton al este de Carolina del Norte y amenazaron con tumbarla. Al otro lado, él, su esposa y sus cuatro hijo lloraban ante la desesperación.

Desde el Centro de Detención de Stewart en Lumpkin, Georgia, este padre salvadoreño de 33 años recordó los dolorosos momentos que él y su familia vivieron. Las escenas fueron registradas en video por su esposa Ana Ruth Cruz Portillo.

“Estoy destrozado. Mi familia está sufriendo. Tengo el corazón partido... Esto duele mucho”, fueron las primeras palabras que entre sollozos Oliva pudo decir durante una llamada telefónica con Qué Pasa desde la cárcel.

El inmigrante es padre de tres niñas ciudadanas estadounidenses de 7, 4 y un año y medio, así como de un adolescente de 15 años, que hace casi un mes cruzó la frontera como un menor no acompañado.

Primera detención de ICE
Oliva enfrentaba una orden de deportación desde 2014 la cual se originó después de haber sido arrestado en el condado Wake por manejar en estado de intoxicación.

De acuerdo con los registros de Buró de Investigaciones de Carolina del Norte, la detención por un cargo de DWI ocurrió el 15 de agosto de 2013, cuando tenía 28 años. Qué Pasa no halló ningún otro cargo criminal contra Oliva.

ESCUCHAR AUDIO

“Me siento mal porque yo cometí un error y lo pagué carísimo, emocionalmente con mi familia y económicamente con la ciudad”, indicó a Qué Pasa. “Desde ese momento nunca tuve un problema más con la ley”.

En aquella oportunidad, fue procesado bajo el programa 287g que opera en la cárcel del condado Wake y transferido al centro de detención Irwin en Georgia, de donde al poco tiempo fue liberado sin fianza.

Oliva aseguró que con la asesoría de una abogada local, intentó buscar un alivio migratorio.

“La abogada presentó un pedido de TPS y de asilo. Pero el pedido de TPS lo hizo a pesar que sabía que el plazo de extensión había pasado en el 2001 por lo que el juez lo rechazó”.
La solicitud de asilo también le fue denegada. Además, no le fue renovado el permiso de estadía de un año  que en ese momento tenía y le pusieron una fecha para abandonar el país.

Oliva dijo que ante la orden final de deportación decidió esconderse con su familia. Luego de vivir varios años en Raleigh se mudó a Clayton.

“Me escondí por temor, para evitar lo que está pasando ahorita. Quería evitar que me separaran de mi familia como ahora ha ocurrido”, sostuvo.

Segunda detención de ICE  en video
El jueves 18 de octubre cuando salía de su vivienda en el parque de trailas  Massengill ubicado en la Us-70 Bus Hwy, Clayton con dirección al trabajo Oliva fue interceptado por agentess de ICE.

“Alguien gritó su nombre: Juan Oliva, entonces mi esposo se metió corriendo a la casa y echó llave adentro. Y me dice afuera está ICE y yo en ese momento pensé que era una broma de él. Pero cuando oí que llamaba al pastor de nuestra iglesia para contarle, me di cuenta que era cierto”, contó a Qué Pasa Cruz Portillo, quien en medio de la desesperación decidió grabar un video para dejar en evidencia los procedimientos de ICE.

En las imágenes se puede oír a los agentes del Servicio de Inmigración pidiéndole a Oliva salir para evitar que “tumben la puerta”.

“Hablé con mi supervisor y están yendo por una orden para tumbar la puerta. Por ahora la orden que tenemos es la orden de deportación solamente, no son cargo criminales. Si el fiscal sí da la orden para tumbarte la puerta sí serán cargos criminales. Te vamos a procesar federalmente... te estoy diciendo la verdad”, le dice a Oliva en español un agente de ICE al otro lado de la puerta.

En el video se ve al inmigrante haciendo llamadas mientras su esposa y a sus hijos llorando desconsoladamente. Luego de nueve minutos se logra ver a Oliva  entregándose a los agentes de ICE.

¿Por qué decidió abrir   la puerta y entregarse? “Yo no sabía que no podía abrir la puerta. El me dijo que si no abría la puerta me iban a poner cargos criminales. Cuando salí los  agentes me dijeron que había hecho bien porque sabían que mi esposa (que no cuenta con estatus legal)  estaba  adentro casa. Que si ellos entraban iba a ir contra todos”.

VIDEO DE DETENCION

Huyendo de las pandillas
Ahora, Juan Oliva teme que al ser deportado se convierta en víctima de las pandillas de las cuales huyó a los 19 años cuando vivía en el poblado salvadoreño Lourdes Colón después de resultar herido tras su negativa de unirse a la banda criminal.

Paradodijamente la misma historia se repite para su hijo Jeferson quien en el pasado mes de septiembre tuvo que huir del país centroamericano por las constantes amenazas de “las maras”.

“Nuestras vidas, la mía y la de mi hijo, corren peligro en El Salvador. Yo quiero seguir luchando porque tengo temor en mi país. Por esa razón él vino también y yo no puedo dejar a mis niñas huérfanas”.

Una familia en el desamparo
La detención de Oliva ha dejado a su familia en una situación de vulnerabilidad y emocionalmente afectada.

Nosotros dependemos de él en todo. Yo no trabajo, lamentablemente tampoco manejo porque no tengo licencia. Ahora con cuatro niños aquí sola ¿qué voy hacer?. No quiero ser una carga para nadie... No sé ni que voy hacer”. dijo Cruz entre llantos. “Mis niñas no dejan de llorar esperando a su papá. Una de ellas está ahora enferma Yo les pido (a ICE) que por favor me lo suelten, que no me lo manden a El Salvador, allá y me lo van a matar”.

La situación se agrava debido a que el menor de 15 años debe presentarse el 1 de noviembre ante una corte de inmigración de Texas, sin embargo hasta el momento no cuenta con asistencia legal. De no presentarse ante los tribunales corre el riesgo que le dicten una orden de deportación en ausencia.

Al otro lado de la línea teléfónica, en el Centro de Detención de Stewart, Oliva rompe en llanto.

“Quisiera ser invisible y llegar a mi casa y abrazar a mis hijas. Duele escuchar a mi esposa que mis niñas  están sufriendo esta agonía que yo siento. Mis niñas están sufriendo... lo único que pido es un permiso par a poder quedarme con mi familia”.

Video evidenció frente a 3 millones de personas las tácticas de ICE
Ana Ruth Cruz Portillo, hizo lo que las organizaciones proinmigrantes siempre recomiendan: grabar o tomar fotos de la interacción con ICE.

Durante 9 minutos con 8 segundos, ella filmó los momentos que describe como lo más tristes de su vida y que resultaron con la detención de su esposo por oficiales de inmigración. La imágenes, que fueron entregadas por Cruz Portillo a Qué Pasa, alcanzaron más de 2 millones de personas tras su difusión el viernes 19 de octubre en la página de Facebook www.facebook.com/quepasamedia y Youtube.

Para los miles usuarios de las redes sociales el video, que fue compartido  casi 21 mil veces, el accionar de ICE es reprochable.

“Dios mío. Daría mi vida por tener un poquito de poder y no permitir que esto pase. Oír el llanto de la familia me partió el alma”, escribió Miriam Ramos una fan de QP que dijo sentirse afectada.
“Dios mío es demasiado cruel lo que esta pasando ver el dolor y la impotencia de este padre de familia y esa madre que queda sola con sus hijitos. Es un dolor enorme, Dios les muchas fuerzas para continuar adelante”, Susana Rodríguez.
El usuario Benjamín Andrade fue un pco más fuerte con su opinión respecto al caso. “Gringos basuras como hacen a la pobre gente y aquí vienen a darse una vida de lujos en nuestros países. Ese Donald Trump odia a los migrantes y el es hijo de migrantes. Cómo pueden dañar y desintegrar a las familias como que ellos no tuvieran esposa e hijos”.

Posiciones contrarias
Aunque la situación de la familia Oliva Cruz recibió mucho apoyo y muestras de solidaridad, también hubieron aquellos que criticaron el cargo de DWI que pesa contra el padre inmigrante.

“Es triste muy triste pero no es culpa de los oficiales ellos están cumpliendo con su trabajo. Cuando uno tiene una orden de deportación debe saber que en cualquier momento lo sacaran del país”, escribió Eva Gomez Bueno.

Mientras que bajo el alias Mike Mike, un fan de Facebook dijo: “Lo están reportando por solo tener un caso de DWI, por estar manejando en estado tóxico, si saben que no están legales en este país y también saben como son las leyes en esta país para que lo hacen y más si tiene 4 hijos y una esposa. La responsabilidad es del señor. Juan y no de las autoridades, ellas solo cumplen con su trabajo”.

Lo usuarios también hicieron recomendaciones a otros inmigrantes.

“Es muy triste ver esto especial por qué hay niños presentes. Por favor padres y madres de familia no manejen tomados luego la familia es la que sufre”, indicó Margarita Villarreal.

“No nunca debes de abrir ni aún que te digan que te pondrán cargos la orden para tumbar la puerta de tarda y tú tienes tiempo de moverte rápido y mandar gente por tus cosas. Nunca habrán la puerta a inmigración”, aconsejó la fan Clara Quintero.

No abra la puerta

Mantener la calma, no abrir la puerta y no contestar preguntas ni firmar ningún documento sin la presencia de un abogado son las principales recomendaciones que organizaciones estatales y nacionales están han hecho reiteradamente a la comunidad hispana ante los  operativos del Servicio de Inmigración y Control de Aduanas (ICE) para detener a inmigrantes indocumentados, principalmente a centroamericanos que entraron irregularmente al país.

Orden judicial vs. orden administrativa
Un aspecto importante de que las personas deben considerar al revisar las órdenes de arresto o registro, es si llevan la firma de un juez o no, porque hay diferencias entre los documentos judiciales y los administrativos.

United We Dream indicó que una orden firmada por ICE no es igual a una orden suscrita por un juez de una corte criminal, la cual sí le permite a los agentes ingresar a una casa.
Para poder entrar a una vivienda que es propiedad privada los agentes tienen que tener un warrant (orden) firmado bajo el artículo 3 (de la constitución) por un juez de una corte criminal.

Además si a orden está firmada sólo por un oficial de ICE, si bien es válida para arrestar a una persona, no le da derecho a los agentes a ingresar a la casa.

Recomendaciones

  • No abra la puerta. usted tiene derecho a negarle la entrada a un oficial de inmigración.
  • Pida ver la orden de registro de cateo (que se la pasen debajo de la puerta)
  • Si es arrestado, guarde silencio y no conteste preguntas.
  • Filme, grabe o tome fotos de su interacción con ICE.

 

 

Tags

ICE