Se encuentra usted aquí

Trabajador afirma que lo amenazaron con llamar a la migra cuando fue a cobrar cheque que le debían

Mientras restaurante implicado da su versión de lo sucedido

Raleigh.- Un trabajador hispano de Carolina del Norte afirma que fue amenazado con ser reportado ante Inmigración, cuando fue a reclamar un pago que le debían en el lugar donde trabajó durante tres meses.

Pedro Santizo de 23 años y originario de Guatemala, contó a Qué Pasa que ayer miércoles acudió hasta el restaurante mexicano La Fortuna, ubicado en Wilkesboro, para cobrar un cheque de 500 dólares, que había quedado como "garantía" al comenzar sus labores como cocinero en diciembre del año pasado. El hombre aseguró que una anterior ocasión también se le negó el pago.

"Nosotros no fuimos a alegar, ni a pelear. Pero nos retiramos sin decir nada cuando dijeron que iban a llamar a inmigración. Nos dio miedo porque somos indocumentados", indicó Santizo a Qué Pasa.

De acuerdo con el inmigrante hasta el lugar, lo acompañaron su suegro y su esposa María Guadalupe Lupián Valentín, quien grabó un video del incidente y lo publicó en las redes sociales.

Santizo aceptó que falló al no reportar que dejaría de ir a laborar. "Comencé un nuevo trabajo donde me pagaban más y entraba muy temprano y salía muy tarde por lo cual no me dio tiempo de avisar en el restaurante que no iría más. Cuando al fin lo pude hacer el dueño me dijo que no me pagaría por no haberlo llamado".

La versión del restaurante

Contactados por Qué Pasa, los responsables del restaurante negaron la versión de Santizo y de su esposa.  "El señor Pedro no estaba presente cuando su esposa María grabó el video. Ella quería que el cheque se le hiciera a su nombre y el dueño no quiso por cuestiones de seguridad".

El restaurante afirmó que la primera vez que Santizo fue a reclamar su pago este no se le hizo efectivo debido a que "estaba siendo procesado".

También negaron sobre la posibilidad de llamar a Inmigración, al argumentar que en 2017 participaron en Un Día sin Inmigrantes. 

En un comunicado publicado en su cuenta de Facebook el restaurante localizado en el condado Wilkes indica: "El dinero que María Guadalupe Lupián y su padre pretendían cobrar del restaurante La Fortuna pertenece a otra persona y por eso no se les entregó. El pago que que ellos reclamaban pertenece a otro individuo. Ese individuo que ejecutó el trabajo no estaba presente y por lo tanto el dueño se rehusó a proveerles el pago a nombre de ellos por preocupaciones de seguridad". 

El documento señala que de haberles dado el cheque hubiera sido un tipo de fraude.

También dijeron que las personas que grabaron el video fueron las primeras en amenazar con llamar a las autoridades locales y migratorias y ante la insistencia, el dueño aceptó que lo hicieran.

Tras conocer la respuesta del restaurante, Lupián Valentín reiteró su versión: "No es cierto lo que dice el resturante. Nosotros tres estábamos ahí".

VIDEO