Se encuentra usted aquí

Soldado hispano se declara culpable de causar muerte de compañero al darle opioides

Raleigh.- Un soldado hispano se declaró culpable de dar a un compañero una mezcla de opioides lo que causó su muerte, informó el Departamento de Justicia de los Estados Unidos. Los hechos ocurrieron en abril de 2017 durante una fiesta en el condado Onslow, Carolina del Norte.

La investigación indicó que el 14 de abril de hace dos años, Marcos Jaime Villegas de 24 años y residente de Illinois, proporcionó píldoras al cabo de ejercito Mark Mambulao de 20 años. Entre los medicamentos figuraban oxicodona y fentanilo, que tomadas juntas pueden ser letales aún en pocas dosis. Las píldoras habían sido conseguidas por el acusado y otro compañero identificado como Anthony Tognietti de manera ilegal por Internet.

Al día siguiente, el 15 de abril Villegas descubrió que Mambulao no respondía, lo llevó al llevado al Hospital Onslow Memorial en Jacksonville, donde el joven murió poco después.

La autopsia de Mambulao reveló su causa de muerte como sobredosis de fentanilo y bajo contenido de alcohol. 

Las primeras indagaciones conectaron el hallazgo de pastillas similares a las incautadas poco antes en el cuartel de Villegas. Un análisis confirmó que se trataba de fentanilo.  Otro hallazgo fue mensajes de texto del celular del soldado donde discutía la compra de drogas.

Después, El Servicio de Investigación Criminal Naval, la Administración de Control de Drogas con ayuda del  Servicio de Inspección Postal de los Estados Unidos, descubrieron que las píldoras compradas por Villegas y Tognietti había sido a un fabricante y distribuidor de dark web en Texas, identificado como Alaa Mohammed Allawi, de 30 años.

Mambulao

 

Allawi más tarde fue acusado y declarado culpable en el Tribunal de Distrito de los Estados Unidos por el Distrito Oeste de Texas de conspiración para poseer con la intención de distribuir 400 gramos o más de fentanilo que resulta en muerte o lesiones corporales graves y uso una pistola durante un crimen de drogas. También se declaró culpable de conspiración para lavar dinero. Como parte del acuerdo, Allawi acordó ser sentenciado a 30 años en una prisión federal.

Tognietti fue acusado por una información criminal presentada el 27 de marzo de este año por distribuir una cantidad de una mezcla y sustancia que contenía una cantidad detectable de oxicodona y fentanilo, y por ayudar e instigar. El 17 de abril se declaró culpable de ese cargo y espera sentencia en los próximos días. Tanto Tognietti como Villegas enfrentan hasta veinte años de prisión.