Se encuentra usted aquí

Revelan amenazas de muerte contra el sheriff McFadden

Charlotte.-  El dirigente Robert Dawkins de la organización SAFE Coalition NC, reveló el lunes 7 de enero en el auditorio Stancil de la oficina del alguacil, que el sheriff Garry McFadden ha tenido que lidiar con amenazas de muerte, después de su juramentación como sheriff hace un mes.

“No solo han sido las amenazas intimidatorias, lo que ha tenido que soportar el sheriff, sino la atención negativa de los medios de comunicación al terminarse el 287g”, dijo Dawkins.

Según el dirigente McFadden ha ha comenzado a hacer realidad sus promesas de campaña como el avance en la devolución de visitas en persona y ha trabajado arduamente para poner fin al confinamiento solitario juvenil.

Dawkins contó que el nuevo alguacil está investigando cinco muertes que ocurrieron antes de su administración en la cárcel del condado de Mecklenburg.

El dirigente de SAFE Coalition NC, quien convocó al encuentro que busca respaldar al alguacil en sus planes, aclaró que aunque la conferencia se estaba llevando a cabo en una instalación del sheriff, su iniciativa esta desligada de la oficina del alguacil.

“Esto lo estamos implementando en la comunidad y no en un evento oficial del Sheriff de Mecklenburg”, señaló Dawkins.

“Queremos que en el Condado de Mecklenburg se entienda que el sheriff McFadden ganó su elección con esas promesas de campaña y que como comunidad, no seremos disuadidos”, concluyó el dirigente.

 

Acercamiento a la comunidad

Entre tanto, McFadden ha estado realizando una labor de acercamiento con la comunidad hispana del condado de Mecklenburg.

El domingo 6 de enero habló a los asistentes al Día de los Reyes Magos en el Museo Levine del Nuevo Sur, que lo aplaudieron por su decisión de eliminar el programa de deportaciones 287g.

El jueves 3 de enero se reunió con una decena de líderes del norte de Charlotte, en un complejo de casas móviles de Huntersville.

“El propósito de ese encuentro fue educar a la comunidad sobre el 287g, construir una relación más fuerte con la comunidad para establecer una mayor confianza, y escuchar sugerencias de ideas de como servir mejor a la comunidad”, remarcó el comunicado de la oficina del alguacil.

Entre los asistentes estuvieron Victor Leal, de la organización Lake Forest; Eduardo Berna, del ministerio hispano de la Iglesia Católica; el activista Moises Cisneros; Jessica Moreno, de Action NC; la empresaria Carmen Turner; y la líder Wendy Mateo Pascual.

Los asistentes le expresaron sus preocupaciones sobre  los encuentros de los latinos con oficiales de la ley y la desconfianza existente.

McFadden instó a los participantes a ofrecer ideas innovadoras para acercar a la oficina del sheriff con los latinos.

Uno de los pastores presentes lo invitó a dialogar con su congregación compuesta por centenares de miembros.

McFadden se refirió al curso de la Academia del Sheriff, para presentar a conferencistas, que no sean tradicionales, sino gente que hable de diversidad y de tópicos que no se hayan tratado previamente sobre las características de la población actual de Charlotte.

Igualmente, reveló que su oficina hará una campaña para contratar más personal hispano y bilingüe.

La oficina del alguacil local, que controla McFadden, tiene un presupuesto anual de más de 124 millones de dólares y cuenta con alrededor de 1,200 empleados.

Además de las cárceles, el sheriff administra el edificio de la corte de Charlotte y expide los permisos para portar armas en el condado de Mecklenburg.

McFadden hizo lo contrario a los tres alguaciles de Mecklenburg previos, Jim Perdergraph, Daniel “Chip” Bailey e Irwin Carmichael, que promovieron y respaldaron el 287g.