Se encuentra usted aquí

¿Qué pasará con el proyecto HB 370?

Charlotte.- El proyecto de ley HB 370, que requiere que los alguaciles de Carolina del Norte colaboren con el Servicio de Inmigración y Control de Aduanas (ICE), aprobado en la Cámara de Representantes estatal el pasado 3 de abril, es la única propuesta antiinmigrante que debatirá el Senado estatal en lo que queda de la sesión 2019-2020.

“El futuro de esta legislación depende de a que comités sea asignado para su trámite”, dijo el representante estatal John Autry.

“Si es referido al Comité Judicial del Senado o al Comité Estatal y Gobierno Local puede avanzar”, agregó el legislador, que representa al Distrito 100 de la Cámara de Representantes, donde se ubica el Este de Charlotte, una zona con amplia población hispana.

De acuerdo con Autry, en caso de que la propuesta HB 370, se quede en el Comité de Reglas y Operaciones, existe la probabilidad de que no termine convirtiéndose en ley.

“Hay el concepto que las legislaciones mueren en Reglas y Operaciones”, indicó el legislador, que participó en el proceso de la HB 370 en la Cámara de Representantes estatal.

El 4 de abril, un día después de su ratificación en el pleno de la Cámara de Representante, la HB 370 fue referida al Comité de Reglas y Operaciones del Senado.

La votación en la Cámara fue de 64 a favor y 50 en contra, con los legisladores sufragando de acuerdo con su afiliación de partido.

La HB 370 requiere que las oficinas de sheriff determinen el estatus migratorio de cualquier persona que haya sido arrestada por cualquier cargo criminal, y que notifique a ICE. 

Además obliga que los alguaciles honren las órdenes de detención de ICE, incluso si la persona arrestada es elegible para ser liberado bajo las leyes de Carolina del Norte.

Expone a las ciudades, condados y agencias de aplicación de la ley a litigios al permitir que cualquier persona lleve a su gobierno local a los tribunales si creen que está impidiendo la aplicación de leyes de inmigración o violando las leyes estatales de la inmigración.

El Senado de Carolina del Norte tenía programado reiniciar sus sesiones el lunes 13 de mayo

La asociación de alguaciles de Carolina del Norte se opone a la HB 370.

La Unión Americana de Libertades Civiles de Carolina del Norte (ACLU NC), ha sostenido sostuvo que la HB 370 es inconstitucional debido al requisito de que los alguaciles y las cárceles cumplan con todas las peticiones de detención promulgadas por el Departamento de Seguridad Nacional (DHS).

Comunidad Colectiva junto con la Coalición Stop HB 370, en la que se incluyen a CIMA (Compañeros Inmigrantes de las Montañas), El Pueblo, Siembra NC, ACLU NC, el Centro de Justicia de Carolina del Norte, y Blueprint NC,  están pidiendo que se firme una petición contra la propuesta de ley en el enlacehttp://tiny.cc/StopHB370.

De acuerdo con la Coalición Stop HB 370: “un veto del Gobernador (Roy) Cooper podría ser la mejor y única forma de evitar que se apruebe este proyecto de ley contra los inmigrantes”.

La Coalición manifiesta en su pedido para respaldar su oposición a la HB 370, lo siguiente:
En los últimos dos años, dos personas de Carolina del Norte han muerto bajo custodia de ICE luego de ser entregadas por la policía local. Este proyecto de ley es, literalmente, una cuestión de vida o muerte para nuestras comunidades.

También aumentaría dramáticamente el perfil racial, las detenciones, las deportaciones y la separación de familias y comunidades en Carolina del Norte.

El representante Destin Hall, quien redactó el proyecto de ley, admitió que “tomó la dirección de ICE” al patrocinarlo, literalmente, trabajando para los agentes de ICE, no para la gente del estado.

El Partido Republicano de Carolina del Norte quiere usar esta ley para reclutar a los alguaciles de todos los condados en la fuerza de deportación de (Donald Trump), y está tomando represalias contra los votantes de todo el estado que eligieron una ola de alguaciles progresistas en noviembre.

Tienen una mayoría legislativa y quieren usar este proyecto de ley para obtener puntos políticos.El Senado estatal de Carolina del Norte está compuesto por 50 miembros, de los cuales 29 son republicanos y 21 son demócratas.