Se encuentra usted aquí

Proyecto de ley busca ampliar protección a niños y jóvenes víctimas de abuso sexual

Raleigh.-  Una propuesta legislativa bipartidista que busca la modernización de las leyes de agresión sexual contra niños y jóvenes, fue presentado el miércoles en la Cámara de Representantes de Carolina del Norte.

El proyecto de ley HB 393 fue introducido por los representantes demócratas Chaz Beasley (Mecklenburg) y Gale Adcock (Wake) y los republicanos, Jay Adams (Catawba),y Jamie Boles, Jr (Moore) y cuenta con cuatro secciones.

En la primera parte del documento, se aclara la definición de "cuidador" del Código Juvenil, con el fin de responsabilizar a una persona adulta que haya abusado sexualmente del hijo de su pareja, aún cuando no exista ningún parentesco legal o biológico con la víctima.

En una segunda sección, se propone ampliar los estatutos sobre drogas o adulteración de alimentos y bebidas para hacer que sea ilegal poner drogas o sustancias peligrosas en la bebida de alguien. Coloquialmente a la acción de sedar a una personas se conoce como "roofie" que se deriva del sedante Rohypnol de la farmacéutica Roche que se fabricó a principios de la década de 1970 y que, de acuerdo a múltiples denuncias a nivel mundial, es usada para drogar a una persona con intención de abusar de ella sexualmente.

La propuesta HB 393 busca además, modificar la definición del término "mentalmente incapacitado" cuando se refiere a una víctima de una violación sexual. En esa línea de acción, la idea es evitar que los agresores sexuales se aprovechen de las personas que se encuentran en estados mentales vulnerables. En algunos casos, los asaltantes usan como argumento de defensa que lo que hicieron no causará la incapacidad de la víctima. "Este cambio de definición permite a las autoridades policiales responsabilizar mejor a los agresores sexuales de sus agresiones", señala el proyecto.

Finalmente, se modifica el lenguaje usado para ciertos delitos sexuales. "Si bien esta sección no conduce a cambios sustanciales en lo que constituye una violación o un asalto sexual, hace que el lenguaje utilizado en el sistema de justicia de Carolina del Norte sea más coherente con el mundo de hoy", indican los patrocinadores del proyecto.

La redacción de esta propuesta, explicaron sus impulsores, se hizo de manera conjunta con la Coalición contra el Asalto Sexual de Carolina del Norte (NCCASA).

Según Skye David, el abogado del personal de NCCASA, “esta legislación es fundamental para hacer avanzar al estado en la modernización de nuestros estatutos de violación, hacer que los sobrevivientes se sientan escuchados y garantizar la seguridad de todos los habitantes de Carolina del Norte. NCCASA está agradecida de tener un proyecto de ley bipartidista que aborda las lagunas actuales en los estatutos de agresión sexual".

Este proyecto de ley se basa en el caso de Leah McGuirk, quien en mayo de 2018 fue drogada en un club nocturno de Charlotte. La joven se contactó con el Representante Beasley y trabajó con su oficina corregir una ambigüedad en la legislación actual, que impedía que su caso fuera investigado por el Departamento de Policía de Charlotte Mecklenburg.

El 13 de junio de ese año, la Cámara de Representantes de Carolina del Norte aprobó la Enmienda 1 al Proyecto de Ley del Senado 768, que se convirtió en ley el 22 de junio de 2018 cuando el Gobernador Cooper la promulgó.

“Este proyecto de ley representa no solo mi voz sino las voces de todas las víctimas de asalto facilitadas por las drogas que durante mucho tiempo han permanecido en silencio debido a la vergüenza. Gracias, Representantes Beasley, Adams, Adcock y Boles por su colaboración. Es solo a través de un espíritu de trabajo bipartidista que el bien colectivo continuará siendo mantenido y promovido en Carolina del Norte", señaló McGuirk en conferencia de prensa.

Según el informe adjunto del Departamento de Policía de Charlotte Mecklenburg, durante el 208 se reportaron 875 violaciones y delitos sexuales.

Para el representante Beasley “Este proyecto de ley es un paso crítico hacia la modernización de nuestras leyes de agresión sexual. Estoy orgulloso de haber creado un proyecto de ley que hará que nuestras leyes reflejen mejor las realidades actuales y brinden a los sobrevivientes un mejor acceso a la justicia. Estoy particularmente agradecido a aquellos que han compartido sus historias; sin ellos, este proyecto de ley no hubiera sido posible ".