Se encuentra usted aquí

Pocos procesamientos federales por delitos de odio

Charlotte.- Durante la administración del presidente Donald Trump, el número de procesamientos federales por delitos odio se redujeron a 6 para cada uno de los años fiscales de 2017 y 2018, para un total de 12, y los datos que cubren los primeros nueve meses del año fiscal 2019, registraron solo 4 enjuiciamientos.

En 2017 fueron presentadas 153 denuncias de crímenes de odio; en 2018,143; y 99 en los primeros nueve meses de 2019.

Sin embargo, los juicios y procesamientos por crímenes de odio han estado disminuyendo, pese a que en 2009 el Congreso aprobó La Ley de Prevención de Crímenes de Odio de Matthew Shepard y James Byrd Jr, que amplió el concepto de delitos de odio por género, orientación sexual, identidad de género o discapacidad.

 

Pocos llegan a las cortes

Aunque se presentan alrededor de 50 casos de denuncias criminales de delitos de odio cada año para procesamiento federal a los fiscales, pocos han resultado en cargos reales presentados en cortes federales.
Desde el año fiscal 2009 se han presentado alrededor de 2 mil denuncias de crímenes de odio ante las autoridades judiciales federales, bajo los cinco estatutos que cubren los delitos de odio, pero solo 15 por ciento resultaron en enjuiciamientos federales.

 

Desde 1968

La primera ley contra los crímenes de odio, aprobada en 1968 “tipificó como delito usar, o amenazar con usar, forzar a interferir voluntariamente con cualquier persona por su raza, color, religión u origen nacional”.
Una segunda ley aprobada el mismo año convirtió en delito interferir con el derecho a una vivienda justa Las legislaciones de 1988 y de 1996 expandieron las protecciones para las víctimas de delitos de odio.

Entre 1986 y 1994 las denuncias para procesamiento de crímenes de odio fueron cercanas o superiores a mil anuales, y los enjuiciamientos federales se contaron en decenas anuales.

Después de 2007 las denuncias bajaron a menos de 300 y desde 2014 descendieron a menos de 200. Los enjuiciamientos federales se redujeron a decenas o menos de diez.

De todo el país

El FBI es la agencia que generalmente se encarga de los delitos de odio. De las 99 denuncias de delitos de odio en el año fiscal de 2019, 88 fueron remitidas al FBI.

Las denuncias de delitos de odio provienen de todas las regiones del país.  Durante los primeros nueve meses del año fiscal 2019, la alrededor de la mitad (45) de las oficinas de la fiscalía federal han sido requeridas para intervenir en casos de delitos de odio. Solo 13 de estas oficinas decidieron proceder. Las oficinas restantes cerraron los casos sin presentar cargos.