Se encuentra usted aquí

Piden ayuda para madre desahuciada por extraña enfermedad

Saira Sánchez Miranda tiene 37 años y le queda poco tiempo de vida, de acuerdo con loe médicos de UNC

Raleigh.- Saira Sánchez Miranda tiene 37 años y está al borde de la muerte debido a una extraña enfermedad que ha comprometido varios de sus órganos. Tras el diagnóstico definitivo dado por los médicos del hospital UNC Chapel Hill, su familia ha comenzado a buscar ayuda financiera para cubrir los gastos de funeral.

Miranda tiene 3 hijos, de 19, 13 y 7 años y ha vivido desde el 2001 en Siler City, después de emigrar de El Salvador en busca de un mejor futuro.

La enfermedad de esta madre comenzó a manifestarse como un posible flu, según contó a Qué Pasa su mayor hija Alexandra Sánchez. La condición de Saira empeoró a inicios de año y tras varias semanas de análisis los médicos le diagnosticaron vasculitis de Anca, una enfermedad autoinmune sistémica de causa desconocida que afectan, a los vasos sanguíneos de tamaño pequeño y mediano. Este mal ha causado en la madre inmigrante daño pulmonar y cardíaco irreversible.

"Pensamos que era flu y enero comenzó a vomitar sangre. La trajimos al hospital y después de una semana recién supieron que tenía porque es un caso muy raro. Trataron de darle medicamentos, tratamiento y nada ha funcionado. Durante dos semanas la pusieron en una máquina que trabaja por sus pulmones y riñones, pero la sacaron porque no mejoraba”, contó Alejandra a Qué Pasa. "La semana pasada nos dijeron que nos teníamos que preparar para lo peor".

Actualmente de encuentra en coma inducido en el UNC Chapel Hill donde fue ingresada hace dos meses. Los médicos del hospital han pedido a la familia haga los arreglos necesarios para afrontar su muerte.

Para tal efecto, su hija ha creado una página de recaudación de fondos en Gofundme https://www.gofundme.com/s2bjcr-help-for-my-moms-funeral-service

"Mi madre tiene esos oscuros ojos color avellana como la miel goteando y la luz del sol entrando en la habitación. A veces parecen estar tristes, pero muestran compasión, amor y lucha. A lo largo de los años maduré y comencé a apreciarla más y me convertí en la mejor amiga. Dicen que los milagros suceden y que no se debe perder la fe para mantener una actitud positiva. Simplemente ha sido tan difícil poder hacer cosas cotidianas o quedarse dormido. A veces la escucho decir mi nombre o balbucear algo, pero no es ella. Me duele el corazón porque el que más extraño es el que no puedo tener para consolarme y decirme que sea fuerte", es el sentido mensaje que escribió su hija. 

"Mi madre ha luchado durante dos meses, pero su condición sigue empeorando a medida que pasan las horas. Nuestra familia ha hecho todo lo posible para estar a su lado en cada paso del camino, pero a medida que sus días se acaban, también tenemos que planificar lo inevitable. No sabíamos lo costoso que sería el costo de un funeral y ahora estamos tratando de recaudar fondos para ayudar a reducir el costo". 

La familia necesita reunir más de 10 mil dólares para cubrir los gastos funerarios.

"Acabo de cumplí 19 años el mes pasado y saber que mis hermanos de 13 y 6 años van a estar sin ella es un dolor que nadie merece pasar. Cualquier donación significaría mucho"