Se encuentra usted aquí

Negocios de NC piden a Cooper vetar la HB 370

Raleigh. Más de 90 propietarios de negocios de Carolina del Norte firmaron una carta dirigida al gobernador Roy Cooper, para pedirle que vete HB 370, un proyecto de ley que obligaría a los alguaciles de Carolina del Norte a cooperar con Inmigración.

Esta propuesta legislativa se encuentra cerca de llegar al escritorio de Cooper luego que fuera aprobada por el pleno del Senado el 24 de junio y derivada a Cámara de Representantes para la ratificación de las enmiendas que sufrió por su paso en la Cámara Alta.

Los líderes de negocios agradecieron al gobernador haber rechazo el proyecto  al considerarlo inconstitucional, una pstura que podría significar su decisión de vetarla. Cooper además señaló la maniobra republicana para “ganar puntos políticos” mediante esta propuesta antiinmigrante.

En la carta de oposición a la HB 370, enviada por American Business Immigration Coalition, los líderes empresariales afirma que “tomar una postura antiinmigrante  en Carolina del Norte es insensible, y sería disuadir a futuro de la industria de la inversión en nuestro estado”.

Además instaron a Cooper a vetar el proyecto de ley con el fin de salvaguardar a las comunidades y la economía del estado.

Bob Page, presidente y director ejecutivo de Replacements, Ltd., enfatizó los impactos negativos que tendría el proyecto de ley en las empresas.

“Durante 38 años en el negocio, Replacements, Ltd. ha empleado a miles, muchos de los cuales llegaron a este país como inmigrantes. Hoy en día, nuestra fuerza laboral incluye personas de más de 30 países. Hemos sido humildes para ganar numerosos premios en el lugar de trabajo y para obtener el apoyo de más de 10 millones de clientes”, señaló Page. “Somos quienes somos porque nuestros equipos incluyen muchos empleados inmigrantes que trabajan arduamente”.

Page indicó además que forzar a los alguaciles a atacar, perseguir y detener a inmigrantes destruirá nuestra comunidad. “No nos hará más seguridad, pero infundirá temor, desconfianza y división que llevarán generaciones superar. Las empresas como la mía no tienen interés en operar en ese clima. HB370 es otra medida terrible destinada a dividir en lugar de construir una comunidad”.

De acuerdo con la American Business Immigration Coalition, la economía de Carolina del Norte se basa en gran medida en el trabajo proporcionado por las comunidades inmigrantes.

Según un informe de New American Economy sobre Carolina del Norte, hay más de 800,000 inmigrantes que viven en el estado, que contribuyen con $ 6,4 mil millones anuales en impuestos locales, estatales y federales.

Los trabajadores inmigrantes componen el 53.1% de trabajados en el rubro de la pintura, construcción  y  mantenimiento. Además el 49.7% son los trabajadores agrícolas.

Los dueños de negocios que son inmigrantes proporcionan 151,117 empleos a la gente de Carolina del Norte y sus firmas contribuyen con $24.7 mil millones en ventas a la economía de Carolina del Norte.
Si usted es un dueño de negocio y desea firmar la petición puede ingresar a https://bit.ly/2NJzvkx.