Se encuentra usted aquí

Modifican la HB135 para castigar a ciudades santuario, será debatida en el pleno de la Casa de Representantes

Raleigh.- Pocas horas después que el gobernador Roy Cooper emitiera su rechazo a la HB370, una presurosa Casa de Representantes puso en agenda la HB 135, un proyecto antiinmigrante que había estado estancado por meses en un comité de dicha casa y que no había superado el llamado "crossover".

La tarde del martes, dicha propuesta fue debatida, aprobada y remitida al pleno de la Cámara Baja, pero con cambios significativos en su lenguaje e intención.

Lo que en un princpio era un proyecto destinado a que las agencias estatales, como la Patrulla de Carreteras, actúen como oficiales de inmigración mediante un acuerdo con el programa de deportaciones 287(g), se convirtió en un documento distinto para ofrecer un marco legal que permita castigar a aquellas ciudades que no cooperen con ICE.

"La HB 135 ha sido enmendada completamente. Le han quitado las provisiones más controvertidas como era expandir la 287(g), la prohibición a las identificaciones comunitarias como de Faith Action. Ahora solamente ha quedado un proyecto de dos páginas”, dijo a Qué Pasa, Moisés Serrano, Director de Política de El Pueblo. "Esta nueva versión de la propuesta establece un mecanismo legal para poder tomar acción y llevar a corte a las ciudades y los condados que no estén cooperando con inmigración o se establezcan como ciudades santuario".

Serrano explica que el proyecto de ley no solo establece la prevención contra cualquier ciudad o condado que desee convertirse en santuario, sino que las expone a acciones legales en su contra si se encuentran en violación de esta ley.

"Este proyecto de ley no solo perjudica a nuestras comunidades de inmigrantes, sino a los condados y ciudades locales que desean proteger a sus residentes más vulnerables y les impide convertirse en ciudades acogedoras para los necesitados", dijo Serrano. "Seguimos oponiéndonos a esta nueva versión de HB 135 e instamos a nuestros aliados y socios de la coalición a hacer lo mismo".

¿Qué hace la HB 135?

El proyecto de ley le permite a cualquier persona demandar a una ciudad o condado para solicitar una medida cautelar de cualquier "política, ordenanza o procedimiento que limite o restrinja la aplicación de las leyes federales de inmigración a menos de la extensión total permitida por la ley federal". El proyecto de ley también declara cualquier política de este tipo "nula y sin efecto".

Cualquier persona incluye a una persona o corporación en otro estado, o alguien que no sea residente de la ciudad o condado en cuestión, puede presentar una demanda contra una ciudad o condado en Carolina del Norte. 

HB 135 solo permite que una ciudad o condado recupere los honorarios de un abogado si se determina que la reclamación se ha "presentado de mala fe" o es frívola.

Tags