Se encuentra usted aquí

Legal Aid presenta demanda contra cortes para detener desalojo

Raleigh.- Una demanda presentada por Legal Aid de Carolina del Norte busca detener la emisión de órdenes de desalojo de vivienda que violan tanto la moratoria de desalojo nacional emitida por los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades (CDC) como la orden ejecutiva del gobernador Roy Cooper que finaliza el 31 de diciembre de este año.

La demanda presentada el 9 de noviembre en el Tribunal Superior del condado de Wake es contra los funcionarios de la corte estatal y del condado Durham, en representación de Action NC y Judith Capell, residente del condado Durham y quien junto con su esposo Joey Cruz no han podido pagar la renta de $950 debido al impacto de la pandemia del COVID-19.  La pareja tiene un niño de 3 años.

"Legal Aid está pidiendo a la corte que evite que Archie Smith, secretario de la corte superior del condado de Durham, ordene a los alguaciles del condado que desalojen a los inquilinos que están protegidos por la moratoria de los CDC y la Orden Ejecutiva del Gobernador. También solicitamos al tribunal que ordene a McKinley Wooten, director de la Oficina Administrativa de los Tribunales de Carolina del Norte (AOC), y a Nicole Brinkley, abogada asistente de la AOC,  así como a todos los secretarios de los tribunales del condado que dejen de emitir órdenes de posesión en tales casos hasta que un juez ordene que se emita un auto", indicó la organización legal en un comunicado de prensa.

De acuerdo con el documento, la demandante Capell y su esposo Cruz perdieron sus trabajos durante la pandemia, lo que impidió el pago del alquiler. "Su arrendador presentó una acción de expulsión sumaria por falta de pago del alquiler y se le otorgó la posesión del local. La señora Capell apeló pero no puede pagar su fianza de alquiler. Esta fianza de alquiler y el pago continuo de la misma son necesarios para que ella y su familia permanezcan alojados en su apartamento durante la tramitación de la apelación de expulsión sumaria".

La moratoria de los CDC, que entró en vigencia el 4 de septiembre prohíbe temporalmente el desalojo de los inquilinos que no pueden pagar el alquiler. Para calificar un inquilino debe presentar al propietario una declaración en la que el inquilino jura, bajo pena de perjurio, que está protegido por la moratoria.

En medio de la confusión generalizada y el incumplimiento de la moratoria de los CDC, el gobernador Cooper emitió la Orden Ejecutiva 171 el 28 de octubre, la cual indica que la moratoria se aplica a todos los inquilinos residenciales en el estado y exige que un propietario no puede solicitar una orden de posesión para desalojar un inquilino que ha presentado una declaración.

Sin embargo, la Oficina Administrativa de los Tribunales ordenó a los secretarios de los tribunales del condado que emitieran órdenes de posesión cuando el inquilino haya presentado una declaración al propietario. Esta directiva es contraria tanto a la Orden de los CDC como a la orden ejecutiva del Gobernador.

"Muchos empleados han seguido la directiva de la AOC, incluido Archie Smith en Durham, y han provocado que los residentes de bajos ingresos que deberían estar a salvo del desalojo se queden sin hogar", indicó Legal Aid of NC.

Más llamadas

De acuerdo con Action NC muchos inquilinos han llamado a su línea diecta en busca de ayuda para prevenir un desalojo y solicitar recursos. Este aumento comenzó a partir de marzo de 2020 y se intensificó "cada vez que se implementaron nuevas órdenes legales, incluida la "moratoria de los desalojos residenciales para prevenir una mayor propagación de COVID-19" aprobada por los CDC en septiembre.

 

Tags