Se encuentra usted aquí

La tarea de los demócratas es sostener el veto del gobernador Cooper a la HB370

Republicanos de la Asamblea Legislativa llama a Cooper "gobernador Santuario" y dicen que buscarán anular el veto

Raleigh.- La tarea de lograr que la HB370 pase a la historia como solo un intento de ataque a la comunidad inmigrante de Carolina del Norte, estará ahora en manos de los legisladores demócratas de la Asamblea Legislativa, a donde el proyecto regresará en las próximas horas luego de haber sido vetado el miércoles por el gobernador Roy Cooper.

Cooper anunció su decisión de veto argumentando que la propuesta promovida por los republicanos "era simplemente para ganar puntos políticos partidistas y utilizar el miedo para dividir a Carolina del Norte".

"Este proyecto de ley además de ser inconstitucional, debilita aplicación de la ley en Carolina del Norte al ordenar alguaciles para hacer el trabajo de los agentes federales, el uso de los recursos locales que podrían perjudicar su capacidad para proteger sus condados. Por último, para elevar su complacencia política partidista, la Legislatura al violación de los derechos del alguacil que puede resultar en su destitución", escribió el gobernador en un comunicado.

La HB370, que buscaba obligar a los sheriff del estado a cooperar con ICE, fue gestada por los representantes republicanos Dustin Hall, Jason Saine, Brenden H. Jones y Carson Smith. Contó con el apoyo de 30 legisladores más, entre ellos Tim Moore, presidente de la Cámara de Representantes y, Harry Warren, quien años atrás había presentado un fallido proyecto de permisos de manejo.

Durante su paso por ambas Cámaras, la propuesta sufrió modificaciones que contaron con el aval de la Asociación de Alguaciles de Carolina del Norte y con el Servicio de Inmigración y Control de Aduanas (ICE), que a su vez inició una campaña de acusaciones contra el alguacil de Mecklenburg, Garry McFadden, uno de los más vocales al momento de defender su postura de acabar con el programa 287(g).

Cooper sí escuchó

Raúl Pinto, abogado del Centro de Justicia de Carolina del Norte, señaló que la decisión del gobernador significa que sí escuchó "las voces de la comunidad afectada, de los sheriff que fueron elegidos bajo la plataforma que no iban a cooperar con ICE y el mensaje de las organizaciones legales que dieron los argumentos de que esta ley violaría los derechos constitucionales de las personas detenidas".

"En todo momento el Centro de Justicia ha estado opuesto a esta medida por los mismos problemas que notó el gobernador. Incluso le mandamos una carta ayer cuando conocimos que la Legislatura había pasado la propuesta. Sabemos que hay problemas, temas constitucionales que iba a a violar en varios niveles los derechos de las personas detenidas", destacó Pinto.

¿Es posible sostener el veto?

La Asamblea Legislativa tiene el poder de anular el veto del gobernador y para ello necesita 3/5 de los votos, 72 de los 120 miembros de la Cámara de Representantes y 30 de los 50 del Senado. Carolina del Norte es uno de siete estados que requiere un voto de tres quintos de sus dos cámaras legislativas para proceder con la anulación del veto.

"Para que se muera la HB 370 necesitamos sostener el veto del gobernador. La Legislatura tratará de vetarlo en la Cámara donde surgió el proyecto que en este caso es la Cámara de Representantes", explicó a Qué Pasa Moisés Serrano, Director de Política de El Pueblo. "Necesitamos 50 votos para sostener el veto del gobernador. Ayer en la Cámara vimos que teíamos 53. Desde El Pueblo queremos recordarle a la comunidad que tenemos un paso más y eso es sostener el veto del gobernador".

Por su parte, Pinto, indicó que si logran anular el veto, la HB370 se convertiría en Ley automáticamente.

El Artículo II, Sección 22 de la Constitución de Carolina del Norte indica que "si tres quintos de los miembros presentes de una cámara acuerdan aprobar el proyecto de ley, se enviará, junto con las objeciones y el mensaje de veto, a la otra cámara. Y si lo aprueban tres quintos de los miembros presentes, se convertirá en una ley a pesar de las objeciones del Gobernador".

"Vamos a seguir llamando a nuestros representantes demócratas para pedirle que sigan unidos y que sostengan el veto", dijo Serrano al recordar que en esta sesión los republicanos no pudieron anular el veto sobre el proeycto del aborto y el presupuesto. "Es importante que la comunidad celebre el veto y por eso invitamos a la comunidad a nuestra oficinas donde vamos hacer una fiesta para celebrar lo que cooper hizo pero, igual hay que seguir siendo cautelosos y vigilando la HB370"

Senadores dicen que anularán la decisión

En una conferencia de prensa, legisladores republicanos de la Cámara de Representantes criticaron la decisión de Cooper al calificarlo de "gobernador santuario".

"Hoy descubrimos que Carolina del Norte tiene un gobernador del santuario, ya que el gobernador Cooper vetó el proyecto de ley HB370 que simplemente habría requerido que los alguaciles honren a los detenidos de ICE, algo que casi todos los alguaciles en este estado ya están haciendo", señaló un indignado Hall.

El senador Dan Bishop,  que representa al condado Mecklenburg, sostuvo por su parte que sus colegas en la Cámara Alta también buscará anilar el veto.

"Muchos afirman ser voces de moderación y estar preparados para trabajar con republicanos y demócratas de manera bipartidista. No puedo pensar en ningún problema en el que sería más obvio y más apropiado hacerlo que cuando la seguridad y la protección de las víctimas de la comunidad están en juego", dijo. "El gobernador debería haber firmado esta legislación, y aún se debería anular su veto".

Para Tim Moore, quie será el encargado de convocar a una sesión para buscar la anulación del veto, "esto es más grande que la política, se trata de la seguridad pública, y aunque no estoy sorprendido de que el gobernador haya decidido vetarlo, estoy inmensamente decepcionado".

Tags