Se encuentra usted aquí

Familia de esposos e hijo asesinados en Carolina del Norte pide justicia

Whitewille, NC.- Viridiana Ciprián jamás olvidará las escena de horror en la casa de su hermano. Al lado de la puerta principal estaba el cuerpo sin vida de su sobrino Alexis de 5 años. Dentro, yacían su cuñada Nancy y su hermano Leonel. Los tres habían sido cruelmente asesinados a tiros por dos desconocidos, que están siendo buscados por las autoridades del condado Columbus, al este de Carolina del Norte.

El crimen ocurrió alrededor de las 6:00 am del sábado 7 de septiembre en el barrio de casas móviles Britanny Lane en Whiteville, cerca de Wilmington.

Los esposo Leonel Ciprián Noyola de 29 años, y Nancy Trujillo Espinoza, de 25, quienes eran de Guerrero, México y vivían desde hacía cuatro años en ese lugar, habían regresado a su casa el viernes después de pasar la noche del jueves en un refugio debido al paso del huracán Dorian.

NOTA RELACIONADA

Esposos hispanos y su hijo de 5 años de NC fueron asesinados

“Como el huracán no fue tan fuerte como se esperaba, ellos se fueron a su casa porque mi hermano debía ir a trabajar en la yarda temprano al día siguiente. Nunca me imaginé que sería la última vez que iba a compartir y estar junto con ellos”, contó a Qué Pasa Viridiana.

La mañana del sábado el barrio se encontraba algo desolado debido a que muchos de sus residentes habían abandonado sus casas para buscar albergue en una escuela cercana. Ese fue el escenario perfecto para que dos delincuentes decidieran atacar a la pareja. El móvil posiblemente fue un robo.

Dentro de la casa también se encontraba Rafaela Noyola Jaramillo de 51 años, quien sobrevivió al atentado.

ESCUCHAR AUDIO

“Los pocos vecinos que estaban esa mañana escucharon como 15 disparos. Ellos por miedo no se quisieron arrimar pero llamaron al 911. Esto (el crimen) fue algo bien planeado porque sabían (los asesinos) que poca gente iba a estar en el parqueadero”.

El alguacil del condado Columbus indicó que el crimen de la pareja y el niño  fue un ataque directo.

“La investigación ha revelado que el homicidio en Brittany Lane fue un incidente específico. Este no fue un acto de violencia al azar”, dijo el sheriff Jody Greene.

 

Auto robado y sospechosos del crimen

Las autoridades creen que los autores del horrendo crimen son dos hombre de raza negra que luego de cometer el asesinato huyeron en el Ford Fusion 2011 color plata, propiedad de Leonel, con placa PFH-6923.

El auto fue hallado abandonado a las 7:30 pm del domingo 8, luego que ambos hombres robaran una camioneta a una familia en la cuadra 300 de New Britton Highway a las afueras de Wihiteville.

Las víctimas informaron que dos hombres que manejaban un Ford Fusion plateado, llegaron a su residencia preguntando por una camioneta Chevrolet Silverado 2009 que tenían a la venta en su patio.

Después de hablar con las víctimas, uno de los hombres entró en el vehículo, aceleró y huyó del lugar, mientras que el otro fugó a bordo del Ford Fusion.

Los sospechosos en este caso coincidieron con la descripción de las personas involucradas en el asesinato de la familia hispana.

Además, el Ford Fusion plateado coincidió con la descripción del vehículo robado de la escena del homicidio. Este vehículo fue localizado en Twin Pines Road y fue retirado del lugar como evidencia. No se halló a ningún individuo.

Al sheriff Greene pidió ayuda a la comunidad ayuda para localizar a los responsables de este crimen y advirtió que los individuos son peligrosos y están armados.

Cualquier persona con información debe llamar a investigador B. Fowler al 910-640-6629.
 

 

Pide justicia

Desde el indescriptible dolor Viridiana tiene claro  dos cosas: quiere justicia y cumplir la promesa que su hermano, su cuñada y sobrino sean enterrados en México.

“Quiero justicia por mis seres queridos que no merecían esto... Quiero hacer un llamado a la comunidad para que colaboren con la autoridad y den información si saben algo y si alguien miró algo que lo digan para que den con esas malas personas que no merecen andar sueltas por que son un peligro para todos y por que no quisiera que nadie pase por lo que yo estoy pasando”, dijo entre lágrimas.

Viridiana recordó a su hermano como un hombre generoso, bueno y quien evitaba todo tipo de conflicto.

“Era un muchacho tranquilo, de un corazón bondadoso... nunca podía comer solo y por eso mi madre siempre le preguntaba de broma por qué invitaba a casa a todos para compartir un plato de comida. Esas personas nos lo han arrebatado y se han llevado a nuestro corazón”.

 

Necesita ayuda

Los restos de Leonel, Nancy y el pequeño  Alexis serán repatriados a México y por lo tanto, la familia necesita ayuda para cubrir los gastos de funeral.

“La mamá de Nancy quiere tener allá a su hija y a su nieto, que era el primero y yo no puedo separar a mi hermano de su familia por eso los queremos enviar a los tres. Ruego a la comunidad que nos puedan ayudar ”.

Viridiana siente miedo, por la seguridad de ella, su esposo, hijos y por su madre, sobreviviente del ataque.

“Nunca voy a olvidar como los hallé. Ellos no se merecían eso. Mi niño chiquito no se merecía lo que le hicieron. Ese día a esa casa entró el diablo”.

 

PARA AYUDAR

La familia de los esposos han creado un página de recaudación de fondos pra aquellos que quieran ayudar:
www.gofundme.com/f/grieving-loss-of-my-brother-his-wife-and-5yo-son