Se encuentra usted aquí

En varias ciudades de NC protestaron en contra de la separación de familias

Raleigh.- Residentes de Charlotte, Raleigh, Greensboro, Winston-Salem y Burlington se unieron el sábado pasado a las más de 700 ciudades en todo el país donde ocurrieron manifestaciones masivas para pedir por mantener la unidad de familias que solicitan asilo en la frontera.

En Charlotte, la ciudad más grande en Carolina del Norte, más de tres mil personas se congregaron el 30 de junio en el Parque First Ward para la vigilia las “Familias deben Permanecer Juntas”. Los manifestantes mostraron portaron carteles en inglés que decían “El que debe estar en una jaula es Trump, no los niños”, “Se debe abolir el ICE”, “Ningún ser humano es ilegal”, “Terminen con la separación de familias, terminen con los centros de detención, terminen con la tolerancia cero” y “Los niños deben estar con sus familias”.

Al evento paralelo en Raleigh fueron 1,600 los asistentes que respondieron a la convocatoria.

“Es aborrecible y malvado, simplemente me siento obligado a ser solidario con mi hermanos y hermanas que constantemente están siendo marginados”, dijo Benjamin Crook, un participante de la demostracion en Raleigh, preocupado por la postura migratoria del país.

En Greensboro el registro de manifestantes alcanzó las 500 personas, según reportes. 

Para Edith Martínez, mexicana que acudió al llamado de unirse a la manifestación en Greensboro, es importante que la gente se apoye entre sí.

“Este es el momento para demostrar que las familias inmigrantes estamos unidas, ya que esto afecta a nosotros los inmigrantes latinos”, dijo Martínez. No queremos estar contra las leyes, pero ante esta causa es justo y necesario”. 

En Burlington, decenas de personas levantaron carteles en contra de la restauración del programa de deportaciones 287(g), así como en Winston-Salem la multitud marchó por varias calles del centro de la ciudad.

Marcharon por las calles en Greensboro para manifestarse en oposición de la separación familiar.

Raleigh también se unió a las ciudades participantes de la manifestación nacional por mantener a las familias unidas.