Se encuentra usted aquí

Condenan a prisión a latino líder de grupo de narcotráfico

Charlotte.– El juez de distrito federal, Frank Whitney, condenó el pasado 30 de mayo a David Flores, de 35 años, de Dallas, Texas, a 121 meses de prisión y cinco años de libertad supervisada por cargos de conspiración de drogas, anunció Andrew Murray, fiscal federal para el Distrito Oeste de Carolina del Norte.

Robert Murphy, agente especial a cargo de la División de Atlanta de la Administración de Control de Drogas (DEA), que supervisa la Oficina del Distrito de Charlotte, participó en dar la información del caso.

Según los documentos judiciales y la sentencia, Flores formaba parte de una conspiración de tráfico de cocaína desde Texas hasta Carolina del Norte.

En octubre de 2017, agentes de la DEA incautaron 23 kilos de cocaína cerca de Nashville, Tenesí, de un vehículo que se dirigía a Carolina del Norte.

El conductor y el pasajero del vehículo habían sido contratados por Flores para transportar la cocaína desde Texas para entregarla a otros cómplices en Lincolnton, Carolina del Norte.

Otros dos miembros del grupo delictivo servían como distribuidores de cocaína, operando desde una residencia en Maiden, Carolina del Norte.

Flores, de nacionalidad mexicana, se declaró culpable en 2018 de conspiración para distribuir y poseer con la intención de distribuir cocaína.

Flores, actualmente se encuentra bajo custodia federal y fue programado para ser remitidos a la custodia de la Oficina Federal de Prisiones.

Los cómplices de Flores fueron sentenciados de la siguiente manera:

  • Saúl Martínez-Ochoa - 10 años de prisión y cinco años de libertad supervisada.
  • Alexander Garoutte: 80 meses de prisión y tres años de libertad supervisada.
  • Rubén Silva-Malicote: 46 meses de prisión y dos años de libertad supervisada.

La DEA, la Policía Estatal de Tenesí y la Oficina del Sheriff del Condado de Lincoln formaron parte de la investigación del caso.

El abogado William Bozin, estuvo a cargo de la fiscalía.

El caso de Flores y sus cómplices fue el resultado de la cooperación de  la Fuerza de Tarea para el Control de Drogas contra el Crimen Organizado (OCDETF).

En la OCDETF intervienen funcionarios federales, estatales y locales con el objetivo de combatir el narcotráfico y desmantelar las principales organizaciones de narcotraficantes nacionales y regionales.