Se encuentra usted aquí

Comenzó vacunación contra el COVID-19 en NC

Winston-Salem/Raleigh.- Tras meses de espera y en un momento en que Carolina del Norte se aproxima a los 500.000 casos de COVID-19, varios hospitales del estado empezaron esta semana a vacunar a sus trabajadores de la salud. Luly Beckles, Gabriela Maradiaga y Viviana Martínez-Bianchi se convirtieron, el martes, en las primeras latinas de los condados de Forsyth y Durham en ser inmunizadas contra el novel coronavirus.  

“Hoy, tuve el increíble honor de vacunarme junto con los médicos, los científicos e investigadores que lideran los esfuerzos para crear una vacuna, así como las enfermeras que administran la atención al paciente", dijo a Qué Pasa Beckles, poco después de recibir la primera dosis. 

Beckles es coordinadora de alcance de prevención de trauma pediátrico, en el Hospital de Niños Brenner, que forma parte del hospital de Wake Forest Baptist Health en Winston-Salem. Aun cuando se estaba poniendo la vacuna, esta trabajadora no dejaba de pensar en todas aquellas personas que han perdido la vida por el virus, una cifra que ya alcanza casi las 6.000 muertes. 

"Todavía no he asimilado que soy una de las primeras personas en recibir esta vacuna en la nación. No puedo evitar pensar en todos los pacientes que han muerto y en todas las familias que han perdido a un ser querido debido al COVID-19. Estoy pensando en todos los trabajadores de primera línea, personal de limpieza y ayudantes que han puesto en peligro sus vidas para cuidar a otros durante esta pandemia y siempre", dijo Beckles.  

Luly Beckles recibe la vacuna contra el COVID-19 en el hospital Wake Forest Baptist Health. Crédito: Wake Forest Baptist Health

Las primeras dosis de la vacuna de Pfizer llegaron al estado la mañana del 14 de diciembre, nueve meses después que el primer caso de COVID-19 fuera reportado en Carolina del Norte, un estado considerado “zona roja” por la Casa Blanca debido al incremento de contagios, muertes y hospitalizaciones desde finales de octubre.

La mayoría de los hospitales y centros de salud equipados para conservar la vacuna a temperaturas ultrabajas como Wake Forest Baptist Health, que engloba el Hospital de Niños Brenner, Duke y Atrium Health indicaron haber recibido individualmente 2,925 dosis. 

Para la doctora Gabriela Maradiaga Panayotti, que recibió su dosis en el Hospital de Duke, este fue un hecho “histórico”.

“La vacuna demuestra el esfuerzo de muchos individuos y lo importante que es la ciencia. Como comunidad latina podemos usar las herramientas como la mascarilla, el lavarse las manos, mantener la distancia, y la vacuna para trabajar juntos y vencer la pandemia”, dijo la doctora Maradiaga a Qué Pasa el mismo día que se inmunizó. “Es un momento histórico. En un año de tanto sufrimiento la vacuna nos da esperanza que el espíritu humano no lo puede vencer nada”.

Por su parte, la doctora Katie Passaretti de Atrium Health dijo, a través de Twitter,  sentirse “perfectamente bien” tras recibir la primera dosis. “Este es un momento que estábamos esperando para combatir la pandemia”. 

El martes, las vacunas siguieron llegando a otros hospitales del estado, como al UNC Chapel Hill, que tras recibirlas, inmediatamente comenzó a inmunizar a su personal. 

"La vacuna contra el COVID-19 es la luz al final del túnel", escribió el UNC Medical Center en su cuenta de Twitter.

Mientras que la entrega al hospital Rex está prevista para el jueves 17 de diciembre. En un comunicado enviado su personal, los directivos de dicho nosocomio indicaron que el plan es vacunar lo antes posible a cerca de 3,000 trabajadores y médicos.

La jefa de enfermería Loc Culp, fuer la primera persona en UNC Medical Center en recibir la vacuna contra el COVID-19. Crédito: UNC Medical Center

Vacunación por fases y voluntaria

Las autoridades de Wake Forest Baptist Health explicaron en un comunicado que seguirán “un enfoque de vacunas por etapas, alineado con las pautas federales y estatales, para priorizar a los trabajadores de la salud en función de su probabilidad de exposición”. 

Debido a que existe una cantidad limitada, las primeras inmunizaciones se hicieron en grupos pequeños a médicos y personal de salud, tal como indica el plan de vacunación del Departamento de Salud y Servicios Humanos de Carolina del Norte (NCDHHS) el cual contempla cuatro fases que busca que la totalidad de la población adulta del estado tenga acceso a la vacuna en los próximos meses.

La doctora Viviana Martínez-Bianchi, que también fue vacunada contra el coronavirus en Durham, dijo a Qué Pasa que hasta el momento no será obligatoria y quien se vacune deberá recibir dos dosis con una separación de dos a tres semanas.

Al ser consultada sobre si la vacuna pondrá el fin a la práctica de las llamadas 3Ms, la doctora indicó que hasta que más del 75% de la población esté vacunada, el uso de mascarillas, lavado de manos y distancia social deberá seguir rigiendo.

Por el momento la vacuna de Pfizer es la única que está disponible. Se espera que en los próximos días, la Administración de Alimentos y Medicamentos de los Estados Unidos (FDA, por sus siglas en inglés) se pronuncie sobre la solicitud hecha por la farmacéutica Moderna para comercializar su vacuna. De ser aprobada y al no requerir temperaturas ultrabajas podrá ser distribuida a centros de salud comunitarios y farmacias.

Doctora Viviana Martínez-Bianchi recibe la vacuna contra el COVID-19 en el hospital Duke. Crédito: Duke

Las fases de la vacuna

La doctora Mandy Cohen, principal funcionaria de salud del estado, informó que Pfizer enviaría a Carolina del Norte alrededor de 85.800 primeras dosis de la vacuna. 

Las fases de vacunación previstas en Carolina del Norte son:

  • Fase 1A, trabajadores de atención médica de primera línea y personas en hop.
  • Fase 1B, adultos con mayor riesgo de enfermedad o exposición.
  • Fase 2, adultos de alto riesgo.
  • Fase 3, estudiantes y trabajadores esenciales.
  • Fase 4, individuos en general.

*En la foto principal, la doctora Gabriela Maradiaga Panayotti recibe su dosis de la vacuna en el Hospital de Duke.

 

Así llegaron las primeras dosis al hospital de UNC-Chapel Hill.

 

Tags