Se encuentra usted aquí

Columna de opinión: El cambio climático está en la boleta electoral este noviembre

Los líderes políticos solían dejar el cambio climático en la puerta trasera, pensando que era un tema tan abstracto que no tenía nada que ver con nuestra vida diaria. Pero nosotros, la generación más joven de líderes políticos, tenemos una opinión diferente. Desde la primera bocanada de aire en la mañana, entendemos que el cambio climático está afectando directamente nuestra salud, educación, nutrición y el bienestar general de nuestras familias. Particularmente familias latinas.

La protección del medio ambiente es personal para mí. Crecí con un asma severa y todavía lucho con este problema hoy. La razón de mi enfermedad, y las enfermedades de los miles de residentes de Carolina del Norte con asma, es la contaminación del aire. Los políticos, las empresas y los contaminadores se han olvidado de que tenemos derecho a un aire limpio. Aproximadamente el 8.5% de todos los niños hispanos tienen asma, que es una tasa tres veces más alta que para los blancos no hispanos. Un estudio de 2012 encontró que los hispanos tenían la mayor exposición a la contaminación del aire que cualquier grupo demográfico. En 2017, el Departamento de Salud descubrió que los niños latinos tienen el doble de probabilidades de morir por asma que los blancos.

La misma contaminación del aire que me hizo vulnerable al asma ahora está aumentando el calentamiento global, intensificando el cambio climático y teniendo un efecto devastador en nuestro planeta con olas de calor intensas, sequías extremas, huracanes de rápida intensificación e inundaciones.

Los residentes de Alamance lo saben muy bien, los residentes de Carolina del Norte lo saben muy bien. En la última década, Carolina del Norte ha experimentado 35 desastres relacionados con el clima, responsables de un total de $405.6 mil millones en daños. Los últimos diez años son los más cálidos registrados en Carolina del Norte, con 2019 como el año más caluroso registrado.

Estamos en un momento importante de nuestra historia. Si no actuamos pronto, será demasiado tarde para evitar que los veranos cada vez más calurosos empeoren o que las tormentas se vuelvan más mortales y frecuentes.

Los votantes entienden este problema perfectamente y es hora de que los líderes escuchen y se mantengan al día con sus necesidades y prioridades. El 60% de los habitantes de Carolina del Norte cree que tanto el presidente como el Congreso deberían hacer más para abordar el cambio climático, el 66% de los habitantes de Carolina del Norte cree en el cambio climático y el 58% de los residentes del estado están preocupados por el cambio climático.

Necesitamos un gobierno que tenga la misma urgencia por actuar que los habitantes de Carolina del Norte que viven con las consecuencias del cambio climático. Necesitamos una coalición de votantes climáticos para unirse y actuar.

La elección es nuestro momento para exigir un futuro mejor para nuestros niños, uno en el que puedan respirar y beber agua limpia. Pero para asegurar una acción climática que proteja a nuestras comunidades, esta no puede ser una elección en que nos quedemos sentados, si nos preocupa el futuro de la salud, la seguridad, el bienestar, la seguridad económica o el planeta.

Es hora de actuar. Es hora del clima. Es hora de VOTAR.

*Ricky Hurtado, candidato por el distrito 63 de la Cámara de Representantes estatal en Carolina del Norte. 

 

 

Tags