Se encuentra usted aquí

Cerca de 130 mil niños hispanos de NC no cuentan con seguro de salud

Raleigh.- Los niños hispanos son el segmento racial que más ha retrocedido en términos de cobertura de seguros en Carolina del Norte, un estado en el que ha aumentado en cerca de 13% de la cantidad de menores sin póliza de salud, revirtiendo una tendencia positiva que se había mantenido hasta 2016.

De acuerdo al estudio Cuidados de Salud Infantil del Centro Para la Infancia y la Familia de la Universidad de Georgetown, la cantidad de niños sin seguro en todo el país aumentó en más de 400 mil menores en 2018, llevando a más de cuatro millones el total en esa situación, la cifra más alta desde 2014, cuando entró en vigencia la Ley de Cuidados de Salud a Bajo Costo.

El sondeo reveló que 5.3% de los niños de NC (unos 130 mil menores) no disponen de ningún plan de atención sanitaria, lo que implica un aumento de 13% con respecto al 4.8% de 2017, todo ello bajo un ambiente de crecimiento económico que, paradójicamente, no se ha reflejado en la seguridad sanitaria de la infancia.

De acuerdo con esa cifra, Carolina del Norte se ubica en el puesto 34 entre los 51 estados de la Unión en términos de cobertura de salud de los menores de 18 años.

“Los cambios recientes en las políticas y el hecho de que la salud de los niños no sea una prioridad han socavado las iniciativas bipartidistas y la Ley del Cuidado de Salud a Bajo Precio, que impulsó a nuestra nación hacia la cobertura de salud infantil”, aseguró Joan Alker, directora ejecutiva del Centro para Niños y Familias de la Universidad de Georgetown, de acuerdo con un comunicado de la organización NC Child.

“Esta grave erosión de la cobertura de salud infantil se debe en gran parte a las acciones o inacciones de la Administración Trump que han dificultado el acceso a la cobertura de salud y han disuadido a las familias de inscribir a sus hijos elegibles en Medicaid y CHIP”, agregó Alker.

Los hispanos son el sector étnico en el que ha crecido más la cantidad de niños sin cobertura médica, con un 11.2% de incremento. En cambio, entre los afroamericanos, el declive ha sido solo de 3.5%, entre los blancos de 5.4%, entre los asiáticos de 5.2% y entre los amerindios y nativos de Alaska 7.9%.

En cuando a edades, el espectro de 6 a 18 años sin cobertura médica aumentó en 5.9%, mientras que por debajo de seis años creció 4%.

El estudio también indica cuáles son las fuentes de cobertura para los niños del estado: 44% se beneficia de seguros patrocinados por empleadores, solo 6% por compra directa de pólizas, 42% por Medicaid o CHIP y 4% por otros seguros públicos.

El 94.5% de los niños sin cobertura son elegibles para beneficiarse de Medicaid/CHIP, pero han encontrado barreras administrativas o falta de alcance público para acceder a esos planes.

El incremento a nivel nacional de niños sin cobertura fue de 5.2%, lo que ubica a Carolina del Norte entre los 15 estados con aumentos estadísticamente significativos.

Carolina del Norte es uno de los 14 estados que no han expandido todavía el Medicaid, un plan que si bien beneficia fundamentalmente a adultos, ha permitido reducir la tasa de niños sin seguros en los estados donde se ha aplicado la expansión.