Se encuentra usted aquí

Casi 12 mil hijos de “soñadores” de NC serían afectados con eliminación de DACA

Raleigh.- Al menos un cuarto de millón de niños pequeños, incluidos 11.600 en Carolina del Norte, hijos de beneficiarios del Programa de Acción Diferida para los LLegados en la Infancia (DACA) serían seriamente perjudicados si la Corte Suprema de Estados Unidos decide darle la razón al gobierno del presidente Trump.

Este es la conclusión que una docena de organizaciones del país ligadas con la defensa y bienestar de la niñez, entre las que figura la organización estatal NC Child, expresaron en  un documento legal, conocido como “amicus brief” y que fue presentado el viernes ante el máximo tribunal del país para pedirle que considere el impacto de rescindir DACA en los hijos de los beneficiarios, que son ciudadanos estadounidenses.

El Alto Tribunal escuchará los argumentos de las dos partes este próximo 12 de noviembre. Como se recuerda varias cortes inferiores han declararon como ilegal la cancelación del programa en 2017 por parte de la administración actual.

 

Impacto

El caso DACA afecta a niños y familias en todos los estados, pero en especial a Carolina del Norte donde hay un mayor número de menores cuyos padres son beneficiados con este programa.

En el “amicus brief” entregado a la Corte Suprema se explica que la sociedad tiene un imperativo moral para proteger a los niños del daño, el cual está reconocido en numerosas leyes y políticas, incluida la Ley de Servicios de Prevención de Family First de 2018. Al no tener en cuenta las necesidades de estos niños, se pone en peligro su futuro, en detrimento evidente de las comunidades en las que viven.

“La amenaza inminente de perder la protección DACA pone a los niños en riesgo de perder la crianza de los padres, así como también perder ingresos, seguridad alimentaria, vivienda, acceso a la atención médica, oportunidades educativas y la sensación de seguridad y seguridad que es la base del desarrollo infantil saludable “, se indicó en el documento.

Michelle Hughes, Directora Ejecutiva de NC Child, indicó que dicha organización apoya firmemente las protecciones de defensa para los beneficiarios de DACA y sus hijos. “Creemos que la implementación de programas de acción diferida como DACA puede ayudar a promover el desarrollo saludable de los hijos de los beneficiarios en Carolina del Norte”. 

El “amicus brief” fue escrito conjuntamente por Persyn Law & Policy y Orrick, Herrington & Sutcliffe LLP para la American Professional Society on the Abuse of Children, la American Academy of Pediatrics, el Center for Law and Social Policy y otras organizaciones de defensa de los niños, médicos profesionales y expertos en desarrollo infantil.

 “Rescindir la política de Acción Diferida para los Llegados en la Infancia tendría consecuencias de salud multigeneracionales; no solo impacta a los receptores de DACA, sino también a sus hijos.

Cuando los niños viven con el temor de que su familia se separe, puede tener efectos perjudiciales en su salud y desarrollo, tanto a corto como a largo plazo. Como pediatras, sabemos que a los niños les va mejor cuando pueden crecer en familias de apoyo y prosperar ”, señaló  Kyle Yasuda, presidente de la Academia Estadounidense de Pediatría.

Por su parte, Janet Rosenzweig, directora ejecutiva de  American Professional Society on the Abuse of Children dijo que el trauma que se inflige a los hijos de los beneficiarios de DACA incluso por la amenaza de la deportación de sus padres es cruel y no tiene un propósito significativo de política pública.

“Con el tiempo, estos niños y las comunidades en las que viven sufrirá mucho de esta infructuosa imposición de daños”.

 

DOS UNIVERSIDADES DE CAROLINA DEL NORTE  PIDEN PROTECCIÓN A DREAMERS

Alrededor de 165 de prestigiosas universidades  y College del país entre las que figuran Guilford College and Elon University  de Carolina del Norte se han unido para pedir al Tribunal Supremo estadounidense darle continuidad al programa DACA que favorece a unos 700.000 “soñadores”.

En una declaración emitida el martes, la presidenta de Guilford College, Jane Fernandes, dijo que muchos beneficiarios de DACA son los primeros en sus familias en asistir a la universidad. Señaló que Guilford tiene “un buen número” de estudiantes de DACA inscritos.

Para ellos, “DACA representa una oportunidad sin precedentes para asegurar una educación superior y construir la base académica para ingresar a su campo profesional deseado”, dijo Fernandes. “Para nuestros estudiantes, ya sean aspirantes a enfermeras, médicos, abogados, ingenieros o más, DACA desbloqueó campos educativos y profesionales que durante mucho tiempo se creía inalcanzables. Nuestro país no puede ni debe cerrar de golpe la puerta de la oportunidad a estos aspirantes a estadounidenses”.