Se encuentra usted aquí

Cárteles mexicanos y pandillas mantienen presencia en NC

Charlotte.- El informe de la Administración de Control de Drogas (DEA), “Evaluación Nacional de la Amenaza de las Drogas 2018” señala que las pandillas de nivel nacional han operado en Carolina del Norte y tienen relación con los carteles mexicanos de narcotráfico.

 

Carolina del Norte

Como ejemplo, el reporte preparado por la Sección Estratégica de Inteligencia de la DEA señaló que en febrero de 2018, ocho miembros de la pandilla callejera Sex Money Murder Bloods fueron arrestados en Rocky Mount, al este de Raleigh, por tráfico de drogas.

La detención llevó a la incautación de 520 bolsas de heroína, casi 14 mil dólares, tres pistolas y cocaína tipo crack.

En mayo de 2017, más de 80 líderes y miembros del grupo Nine Trey Gangsters de la pandilla United Blood Nation fueron arrestados y acusados en Carolina del Norte y otros cuatro estados por actividades de extorsión, incluyendo asesinato, intento de asesinato, distribución de narcóticos, posesión de armas de fuego, fraude bancario y fraude electrónico.

Los acusados trabajaban juntos para distribuir heroína, cocaína y marihuana.

En un cuadro sobre la relación entre los carteles mexicanos y las pandillas, se indica que las organizaciones criminales tienen vínculos en Carolina del Norte con las pandillas de la Mara Salvatrucha MS-13, los Bloods y los Young Gunnerz.

El informe da relevancia a grupos criminales de tres países latinoamericanos: México, Colombia y República Dominicana.

 

Carteles mexicanos

El reporte dice que las organizaciones delictivas transnacionales mexicanas (TCO) siguen siendo la mayor amenaza criminal de drogas para Estados Unidos y sostiene que ningún otro grupo está actualmente posicionado para desafiarlos.

El Cartel de Sinaloa mantiene tiene la mayor extensión en Estados Unidos, mientras que la presencia doméstica del Cartel Jalisco Nueva Generación (CJNG) se ha ampliado significativamente en los últimos años.

Aunque los asesinatos relacionados con las drogas en México en 2017 superaron los niveles anteriores de violencia, los miembros mexicanos de las organizaciones delictivas transnacionales mexicanas en Estados Unidos generalmente se abstienen de extender los conflictos entre carteles en el ámbito nacional.

 

Organizaciones colombianas

Las organizaciones delictivas transnacionales colombianas tienen el control mayoritario sobre la producción y el suministro de cocaína a los grupos trasnacionales mexicanos.

Esta situación permite a las organizaciones criminales colombianas mantener una influencia indirecta en los mercados de drogas de los Estados Unidos.

Organizaciones delictivas  transnacionales colombianas más pequeñas suministran directamente cantidades al por mayor de cocaína y heroína a los mercados de drogas del noreste y la costa este.

 

Transacionales dominicanos

Las organizaciones delictivas transnacionales dominicanas dominan la distribución de mediano nivel de cocaína y heroína de polvo blanco en los principales mercados de drogas en todo el noreste.

Además, predominan en los niveles más altos del comercio de heroína y fentanil en ciertas áreas de las regiones en que influyen y también participan en algunas ventas a nivel de calle.

Los grupos transnacionales dominicanos trabajan en colaboración con proveedores extranjeros para que la cocaína y la heroína se envíen directamente a Estados Unidos desde México, Colombia, Venezuela y República Dominicana.

 

Pandillas

Por su parte, las pandillas nacionales y de vecindarios y las pandillas de las prisiones continúan dominando el mercado de venta callejera y distribución de drogas ilícitas en sus respectivos territorios en todo el país.

La lucha por el control de estos lucrativos territorios de narcotráfico sigue siendo el principal factor que alimenta la violencia de las pandillas callejeras que experimentan las comunidades locales.

Algunas pandillas callejeras trabajan en conjunto con pandillas rivales para aumentar sus ingresos por drogas, mientras que los miembros de pandillas callejeras se han beneficiado al formar relaciones con amigos y familiares asociados con los cárteles mexicanos.

Las pandillas a nivel nacional son a menudo altamente estructuradas; mantener una jerarquía estricta, una constitución y un conjunto de reglas, y compartir tatuajes y símbolos comunes.

 

Financiamiento

Los métodos primarios de las organizaciones delictivas transnacionales para lavar los ingresos ilícitos han permanecido en gran medida iguales durante los últimos años.

Sin embargo, la cantidad de efectivo a granel incautado ha ido disminuyendo constantemente.

Esta es una posible indicación de la creciente dependencia de las organizaciones delictivas en los métodos innovadores de lavado de dinero.

Las monedas virtuales, como Bitcoin, se están volviendo cada vez más comunes y ofrecen a los traficantes un método relativamente seguro para mover las ganancias ilícitas en todo el mundo con mucho menos riesgo en comparación con los métodos tradicionales.

 

 

Los opioides

 

El abuso de los medicamento de prescripción, específicamente de analgésicos opioides, se han relacionado con el mayor número de muertes por sobredosis en los Estados Unidos cada año desde 2001.

Las muertes relacionadas con opioides, cocaína, sicoestimulantes con potencial de abuso, y heroína continúan en subida.

Sin embargo, 2016 fue el primer año de muertes por opioides sintéticos, distintos de la metadona, la categoría que incluye el fentanil, ha sido más alta que las muertes por otras drogas ilícitas.

El fentanil está aprobado como un analgésico legal, pero su potencia, entre 50 y 100 veces mayor que la morfina, ha llevado a organizaciones criminales a producirlo de forma clandestina y a ser

introducido “principalmente” desde China y México.

“La disponibilidad de fentanilo está muy extendida e incrementándose”, aseguró el documento, que reconoce que se está extendiendo a zonas geográficas en las que antes no era tan común.

Según los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades (CDC), los opioides, que incluyen los opioides recetados y la heroína, representaron 66 por ciento de las aproximadamente 64 mil

sobredosis fatales de drogas en 2016. Esto equivale a casi 116 muertes por sobredosis de opioides por día.

El uso indebido de opioides ha disminuido en algunas áreas, aunque el número de personas que reportan el uso actual de los medicamentos de prescripción es aún mayor que los que reportan el uso

de cocaína, heroína y metanfetamina.

Los informes de la Administración de Control de Drogas (DEA) muestran una alta disponibilidad de opioides en ciudades de todo Estados Unidos.

Trece de las Divisiones de Campo de la DEA informaron que la disponibilidad de opioides fue alta durante 2017.

En los últimos nueve años, los productos de hidrocodona y oxicodona fueron los medicamentos recetados opioides más vendidos en unidades de dosificación a nivel minorista. Además, dos

estimulantes, las anfetaminas y el metilfenidato, conocido como, Ritalin, han mantenido una presencia continua y establecida a lo largo de los años.

La buprenorfina, un tratamiento terapéutico de la adicción utilizado para tratar la dependencia de los opioides, reemplazó la metadona entre los siete primeros en 2017.

 

 

Tags