Se encuentra usted aquí

Presidenta de Croacia le regaló camiseta a Putín

Moscú.-  El presidente ruso, Vladimir Putin, recibió una camiseta de Croacia con su nombre estampado de regalo de parte de su colega croata, Kolinda Grabar-Kitarovic, antes de la final del Mundial que su selección jugaba con Francia.

El mandatario anfitrión recibió el presente con una sonrisa, mientras Kitarovic le recordaba que la casaca era "para que la luzca esta tarde", en alusión al partido que definía al nuevo campeón del mundo en el estadio moscovita de Luznhiki.

Putin recibió a la jefa de Estado croata en el Kremlin durante la velada de gala dedicada a la clausura de la Copa del Mundo que se desarrolló en el legendario teatro Bolshoy de esta ciudad.

Kitarovic expresó su confianza en el triunfo de su selección, que nunca antes alzó la Copa del Mundo y quiere ser la novena de la historia en hacerlo en la que ya es su mejor participación mundialista.

Lo hizo antes de partir rumbo a Moscú desde al aeropuerto de Zagreb: "No pensaba que llegaríamos a la final del Mundial, pero sí lo deseaba. Hoy estamos ahí y nos sentimos orgullosos de nuestros muchachos", afirmó la mandataria.

"Estoy segura de que toda Croacia hará fuerza por ellos desde lo más profundo de su corazón y creo que habrá una gran fiesta en Zagreb, Split o Rijeka, así como en otras ciudades del país, pero para ello, esperaremos el regreso a casa del equipo", dijo.

La fiebre del Mundial se expandió por todo Croacia, un país con apenas cuatro millones de habitantes que palpitaban las instancias de la gran final por televisión en un duelo que muchos comparan con la historia biblíca de David y Goliat.

La lluvia, que paradójicamente también caía en el estadio Luzhniki durante la final, no atenuó los ánimos en Croacia, desde donde partieron unos 2.000 aficionados con rumbo a Moscú para sentir la emoción en vivo y en directo.