Las autoridades de Sao Paulo afirman que Interlagos seguirá con la Fórmula Uno

Sao Paulo, 10 may (EFE).- La ciudad de Sao Paulo seguirá albergando el Gran Premio de Brasil, prueba puntuable del campeonato mundial de automovilismo en Fórmula Uno, a pesar de la intención del Gobierno brasileño de trasladarlo a Río de Janeiro, afirmaron este viernes autoridades locales.

"El GP de Brasil está y continuará en Sao Paulo. Hasta 2020 tenemos contrato firmado con los promotores de la Fórmula Uno, contrato que establece cláusulas rigurosas de parte y parte, además de multas pesadas si alguno rompe el contrato", señaló en rueda de prensa el gobernador regional, Joao Doria.

El último miércoles, el presidente brasileño, Jair Bolsonaro, anunció que Río de Janeiro será la sede a partir de 2020 de la Fórmula Uno en el país, para lo que confirmó la construcción de un nuevo autódromo en la llamada 'Cidade maravilhosa'.

La nueva pista será montada en el Bosque de Camboatá, un área cedida por el Ejército, ubicada en la zona norte de Río y cerca de donde fueron construida unas de las instalaciones para los Juegos Olímpicos de 2016.

No obstante, el gobernador y el alcalde de la ciudad, Bruno Covas, se mostraron confiados en la continuidad de la prueba en el autódromo Interlagos de la mayor metrópoli brasileña.

"No hay ninguna razón para que no creamos que la continuidad de este importante evento siga en la capital paulista. Es una tradición de décadas y de un país que ya dio varios campeones mundiales de Fórmula Uno", enfatizó Doria.

Covas recordó que las negaciones para renovar el contrato de Sao Paulo con la Fórmula Uno se están gestionando y está prevista una reunión para junio próximo con Chase Carey, presidente de Liberty Media, dueña de los derechos del campeonato mundial.

En Barcelona, Carey dijo a periodistas que no existe contrato firmado con ninguna ciudad brasileña para el GP de Brasil de 2021.

El proyecto del nuevo autódromo en Río de Janeiro comenzó a gestarse tras la demolición, en 2012, del Autódromo de Jacarepaguá, para dar lugar al Parque Olímpico de los Juegos Olímpicos de 2016.

La licitación para el levantamiento de la nueva pista, proyecto que asciende a 697,4 millones de reales (unos 178.8 millones de dólares), fue publicada en diciembre de 2018 por la alcaldía de Río y prevé la concesión del espacio por 35 años.

Para el futuro "Autódromo de Deodoro", el mandatario, junto con el gobernador de Río de Janeiro, Wilson Witzel, y el alcalde Marcelo Crivella, firmaron un término de compromiso donde se especifica que será sede del Gran Premio de Brasil desde 2020 y que se espera que se celebre también una prueba del Gran Premio de MotoGP.

La última prueba de Fórmula Uno en Río fue en 1989. La ciudad había sido sede de diez grandes premios, que desde 1990 pasaron a disputarse únicamente en el autódromo de Interlagos, en Sao Paulo

El gobernador de Sao Paulo descartó que a raíz de la Fórmula Uno exista una disputa que pueda deteriorar la unión política del Gobierno federal con los dos estados más importantes del país.

"Registro mi enorme respeto por Río de Janeiro. Entiendo que Río puede buscar sus propios eventos, como el festival Rock in Rio, que es un excepcional evento, pero si quieren disputar la Fórmula Uno con Sao Paulo tenemos mejores condiciones de vencer", aseveró Doria.

Sobre el proceso de privatización del autódromo de Interlagos, Covas precisó que ya se cumplió la primera fase que era la aprobación por parte del Concejo municipal y ahora pasará a un modelo de concesión que garantice que la pista no será modificada para la realización de otras actividades licitadas.

Tags