Canet suma su segunda victoria y recupera el liderato

Brno República Checa), 4 ago (EFE).- El español Arón Canet (KTM) sumó su segunda victoria de la temporada al imponerse en el Gran Premio de la República Checa de Moto3 en el circuito de Brno y con ella recuperó también el liderato en la clasificación provisional del mundial.

Tras Canet se clasificaron el anterior líder del mundial, el italiano Lorenzo Dalla Porta (Honda) y su compatriota Tony Arbolino (Honda).

Nada más darse la salida para dar la vuelta de calentamiento, el italiano Niccolo Antonelli (Honda), tercero de entrenamientos, se convirtió en la primera baja para la carrera de Moto3 al no arrancar su moto y tener que regresar corriendo a su taller para solventar el problema y salir desde la calle de talleres.

No fue el único incidente inicial pues al apagarse el semáforo rojo el británico John McPhee (Honda), que era segundo, se quedó clavado con problemas en su moto y otro piloto que venía por detrás le embistió, el japonés Yuki Kunii (Honda), que acabó por los suelos mientras el inglés permaneció sobre su moto aunque con ésta muy dañada, lo que le obligó a abandonar.

Antes de concluir la primera prueba y a pesar de que el italiano Tony Arbolino (Honda), salió muy bien, desde la segunda línea el español Raúl Fernández (KTM) salió como un exhalación y se puso líder en un buen tramo de la primera vuelta, en la que ya se formó un nutrido grupo de pilotos, como suele ser habitual en la más pequeña de las categorías.

Las caídas se sucedieron durante esas dos primeras vueltas y a los incidentes de McPhee y Kunii se unieron las de Filip Salac, Celestino Vietti, Tom Booth-Amos y Tatsuki Suzuki.

Seis pilotos fueron los que comenzaron a destacar sobre el resto de rivales, con un primer trío muy cerca y un cuarteto apenas unos metros más atrás.

Con Romano Fenati, Tony Arbolino, Alonso López, Raúl Fernández, Arón Canet, Makar Yurchenko, Andrea Migno, Kaito Toba o Jaume Masiá entre ellos y con el líder del mundial, Lorenzo dalla Porta, cerrando ese grupo en la decimocuarta plaza, desde donde intentó ir recuperando posiciones sin cometer errores.

Por detrás de ese grupo Albert Arenas (KTM), que no se pudo clasificar bien en entrenamientos al sufrir una caída, se esforzaba por intentar contactar con el grupo de cabeza junto a Marcos Ramírez, pero una primera caída a la que siguió una segunda ytras reponerse de la anterior, dio al traste con sus aspiraciones y le obligó a regresar andando a su taller.

Desde los primeros compases de la carrera Alonso López se metió de lleno en la pelea por el liderato, quizás sabedor de que tenía la oportunidad de enderezar una temporada en la que su equipo Estrella Galicia 0'0 esperaba mucho de él pero que por una u otra circunstancia todavía no había conseguido los resultados esperados.

Pero además de López en el grupo había muchos más pilotos con la necesidad y la posibilidad de protagonizar la sorpresa, lo que en un trazado como el de Brno, en el que un error te deja descolgado del grupo, nadie quiso ceder un centímetro al rival y así se produjeron situaciones de riesgo con cierto exceso de fogosidad, como la protagonizada por Jaume Masiá en la décima vuelta que le obligó a pedir disculpas a Tony Arbolino, pero la carrera estaba a punto de cumplir su ecuador y en el mejor momento.

Y, por detrás, una remontada digna de elogio por parte de Niccolo Antonelli, que había tenido que salir último desde la calle de talleres y en su ecuador estaba ya en la undécima posición, dentro del grupo de cabeza y, por delante, Lorenzo dalla Porta, que había salido decimoséptimo, era líder, aunque "marcado" muy de cerca por Arón Canet, pues ambos se jugaban el liderato del mundial.

Los relevos en el grupo de cabeza, al frente del mismo, resultados una constante, los principales protagonistas no querían sorpresas y buscaron en todo momento tener controlados a sus rivales para evitar sorpresas desagradables cuando el mismo lo formaban hasta diecisiete pilotos, si bien el ritmo empezó a pasar factura a algunos de sus integrantes, el primero de ellos el japonés Kaito Toba (Honda) y, poco después lo hacen los dos compañeros de equipo, Alonso López y Sergio García.

Sergio intentó superar por el interior a Alonso, quien prácticamente se quedó sin sitio en la pista y acabó tocándose con su compañero del Estrella Galicia 0'0, con el resultado de que ambos quedaron fuera de carrera.

En cabeza, Niccolo Antonelli ya estaba en las posiciones de podio tras una espectacular remontada desde la calle de talleres, sólo superado por sus compatriotas Lorenzo dalla Porta y Tony Arbolino, aunque con un grupo de once pilotos entre los que podía suceder de todo en las últimas vueltas.

Y fue en la última vuelta en donde se fraguó la victoria de la carrera checa pues Arón Canet, que comenzó cuarto, protagonizó un bonito exterior sobre Antonelli para situarse tercero, se coló por el interior a Lorenzo Dalla Porta y aprovechó una mejor trazada que la de Arbolino para ponerse líder y tirar lo justo para conseguir unos metros de ventaja que ninguno de sus rivales pudo neutralizar.

Dalla Porta superó a Arbolino, quien a la postre acabó tercero, en tanto que la gran remontada de Niccolo Antonelli desde la última posición sólo pudo llegar hasta la quinta plaza, superado "in extremis", por Jaume Masiá.

Raúl Fernández, que llegó a ser líder de la carrera, acabó decimotercero, con Marcos Ramírez (Honda) decimosexto.

Juan Antonio Lladós

Tags