1. Skip to Menu
  2. Skip to Content
  3. Skip to Footer

Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.

Síguenos

FacebookTwitterYoutubeGoogle

Piden fin a suspensiones

Organizaciones adelantan campaña para cambiar castigo escolares

pidenfinaRaleigh.- Con el fin de frenar las suspensiones en las escuelas y que los estudiantes sean empujados hacia los sistemas de justicia juvenil y criminal, una coalición de organizaciones inició una campaña para de que algunos sistemas escolares del Triángulo implementar sistemas que sean más efectivos para corregir los problemas de indisciplina de los jóvenes.

<“Existe un problema muy grande en nuestras escuelas porque todo el sistema está empujando a nuestros hijos, especialmente afroamericanos, hispanos o que tienen desventajas económicas, afuera de las escuelas y directo hacia el sistema de prisiones”, dijo Carly Campbell, de Youth Organizing Institute.

Por esta razón, esta organización, junto con NC Heat y la Alianza de Justicia Educacional (EJA, por sus siglas en inglés) inició una campaña para que en los sistemas escolares de Carrboro/Chapel Hill y Wake se pueda detener las suspensiones de estudiantes y se comience a trabajar en programas de educación alternativa.

“Desde comienzos de septiembre estamos trabajando en esta iniciativa, hablando con los padres de familia y hemos iniciado conversaciones con los comisionados de los sistemas escolares para avanzar en nuestra propuesta y que de aquí a dos años se podamos tener un cambio en la política de castigos escolares”, dijo Campbell quien manifestó una gran preocupación por el hecho de que en estos sistemas escolares la comunidad afroamericana e inmigrante es más vulnerable a ser suspendida que los blancos, incluso por las mismas faltas.

De acuerdo con un informe realizado por Advocates for Children’s Services de la organización Ayuda Legal de Carolina del Norte, el condado Wake es considerado como un “conducto de la escuela a la prisión y se cuestiona el sistema disciplinario del distrito escolar que cuenta con una de las tasas de suspensión a largo plazo más altas de Carolina del Norte.

Durante el año fiscal 2011-12, las quejas de delincuencia basados en la escuela aumentó en un 23.5 por ciento respecto al año anterior, y casi tres cuartas partes de estas se presentaron contra los estudiantes afroamericanos.

“Las cifras son alarmantes porque por ejemplo en Carrboro/Chapel Hill los estudiantes afroamericanos y latinos son suspendidos 17 veces más que estudiantes blancos por las mismas faltas sencillas como tener un teléfono celular” dijo Campbell. “Se calcula que en el sistema de Wake la suspensión de estudiantes de minorías es seis o siete veces más que los blancos”.

Por esta razón intentan empujar la moratoria en las suspensiones de la escuela y para que se implementen prácticas de justicia restaurativa como mediación, círculos de paz y otros métodos para transformar los problemas de disciplina y que no solo se trate de castigar a los estudiantes.
La activista indicó que durante estas semanas de trabajo han logrado que varios integrantes de la junta escolar de Wake hayan aceptado que se necesita una moratoria en las suspensiones.

De acuerdo con el sistema Escoslar de Wake aún no hay una solicitud formal en tal sentido y es una decisión que tiene que adoptar el la junta escolar y ser aprobada por el superintendente escolar.

Esta moratoria de suspensiones a se ha adoptado en diferentes lugares de Estados Unidos con resultados positivos, como es el caso de Denver, Colorado, donde la tasa de faltas se han reducido y el rendimiento de los jóvenes ha mejorado considerablemente.

Reven

reventria

Qué Pasa, negocio acreditado por el BBB

Que Pasa Media is a BBB Accredited Radio Advertising Company in Raleigh, NC

daca