1. Skip to Menu
  2. Skip to Content
  3. Skip to Footer

Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.

Síguenos

FacebookTwitterYoutubeGoogle

Damnificados de incendio reciben ayuda

recibenayudaDurham.- El Centro Hispano de Durham está intentando ayudar a las familias afectadas por el incendio que consumió un edificio de apartamentos en el complejo de vivienda Royal Oaks de Durham, el pasado 8 de julio.

 

“La situación no es nada fácil para ellos, es bastante caótica y el Centro quiere asegurarse que en cada área de necesidad estas personas están educadas para saber qué hacer”, explicó a Qué Pasa Yholima Vargas, Directora de Servicios de Soporte del Centro Hispano.

“Este ha sido el primer intento de trabajar con ellos en la parte legal, evaluar cada caso y responder preguntas. El siguiente paso, cuando estas personas ya estén establecidas en una nueva vivienda, es ayudarlos a tratar de recuperar los bienes y la documentación que perdieron en el incendio”, añadió Vargas.

En la reunión participaron como voluntarios dos abogados, Daniel Rearick, del Centro de Justicia de Carolina del Norte, y Diane Standaert, quien es colaboradora del Centro Hispano en su Clínica de Vivienda Justa.

“Aún no se sabe la causa del incendio y por eso no sabemos si alguien tiene la culpa y debe pagar una compensación, son preguntas para las que por ahora no tenemos respuestas, pero creemos que normalmente en este tipo de situaciones las personas deben recibir al menos el dinero de su depósito y la parte correspondiente de la renta del mes de julio”, dijo el abogado Daniel Rearick quien orientó a las familias sobre sus derechos como inquilinos y se mostró dispuesto a representarlas legalmente si fuera necesario.

Las personas afectadas dijeron que el complejo Royal Oaks cobra a los inquilinos un depósito de $325 y que la renta mensual por un departamento de tres recámaras asciende en promedio a $750, por lo que esperan les devuelvan al menos parte de ese dinero pues todos habían pagado el alquiler días antes del incendio.

María Anaí Santamaría, una de las afectadas, denunció que no ha podido mudarse aún debido a que el departamento donde ella vivía estaba alquilado a nombre de otra persona, y la administración del complejo no le quiere reconocer sus pagos.

Para evitar situaciones como la que ahora afrontan estas familias, Rearick recomendó a la comunidad comprar un seguro de arrendamiento aunque el arrendatario no se los exija y firmar un contrato escrito con quien le alquile la vivienda. “Es buena idea tener un seguro porque los dueños solo tienen obligación de pagar una compensación por las propiedades que se pierden cuando eso es culpa de la compañía, pero en muchas situaciones es un accidente y no es culpa de nadie. Y también es mejor tener un contrato escrito si es posible”, dijo.

Tras la reunión, cada una de las cuatro familias recibió tarjetas de regalo por un valor de $200, gracias a una donación de la Iglesia Hispana Emanuel y la Primera Iglesia Presbiteriana de Durham.

Ambas iglesias, junto al Centro Hispano, continúan reuniendo donaciones en favor de las familias afectadas. Si Ud. quiere ayudar, llame al teléfono (919) 687-4635.

Reven

reventria

puvm2014

daca